La mujer que busca ser la primera israelí en llegar a la cumbre del Everest

La mujer que busca ser la primera israelí en llegar a la cumbre del Everest
La mujer que busca ser la primera israelí en llegar a la cumbre del Everest

Danielle Wolfson, de 43 años, abogada que vive en Tel Aviv, nació en Rusia y se mudó a Israel cuando tenía 10 años. Amante de los deportes de toda la vida, entrenó durante meses antes de partir hacia Katmandú, Nepal, a principios de este año y asegura será la primera mujer israelí en llegar a la cima del Monte Everest, según el Canal 13.

Wolfson lleva varias semanas en su escalada al Everest, que generalmente demora alrededor de dos meses en completarse. Ha ascendido casi 5 mil metros, con 3 mil 400 más por recorrer, según Canal 13.

Leer más – Una bala perdida mata a una periodista judía de 24 años

Tengo miedos, pero ahí me siento como si fuera yo mismo”, dijo Wolfson al Canal 13. “Estar ahí, ser mujer, llegar a la cima y izar la bandera israelí, y decir: ‘Yo estuve aquí también, en el famoso Monte Everest’”.

En 2011, Wolfson sufrió un grave accidente de esquí que la dejó con múltiples huesos rotos. Los médicos dijeron que no estaba claro si volvería a caminar de acuerdo a información de Enlace Judío.

Leer más – Despidieron de su trabajo a la mujer árabe que acuchilló la bandera de Israel

“Me dije a mí misma, ‘se lo mostraré a todos. Escalaré el Everest’”. Mientras estuvo confinada a la cama durante meses, los pensamientos de escalar la montaña más alta del mundo la mantuvieron en movimiento, dijo.

En enero, Wolfson partió de Israel hacia Copiapó, Chile, donde escaló los Ojos del Salada, el volcán más alto del mundo. Ella le dijo a Haaretz en ese momento que el viaje era una práctica para el Everest.

Leer más – Búsqueda de familia judía: convocan a postulantes con fines de adopción

“Entreno todos los días corriendo, nadando, montando bicicleta, como parte de un grupo de triatlón”, dijo sobre sus esfuerzos por prepararse para escalar el Everest. “Con las montañas no es una cuestión de velocidad, es una cuestión de resistencia: estar de pie durante horas”.

En marzo, Wolfson escaló el monte Elbrus, el pico más alto de Europa. En la cima de cada montaña, dijo mientras ondea una bandera israelí.

“Tengo una regla. En cada cumbre izé una bandera israelí ”, dijo.

“No nací aquí, vine de Rusia cuando tenía 10 años, pero soy tan israelí, en todas las arterias. Desde mi punto de vista, como mujer, el solo hecho de llegar a lo más alto y enarbolar una bandera es un honor. No es que sea una especie de feminista, pero para mí es un honor que una mujer pueda hacer eso, izar una bandera en cumbres donde ningún israelí ha estado”, aseguró.

La semana pasada, Wolfson llegó al campamento base en el lado sur de la montaña, lo que significa que solo tiene semanas hasta que pueda pararse en la cima y ondear su bandera.

Wolfson le dijo a Haaretz en enero que llegar a la cima del Everest ha sido un sueño desde hace mucho tiempo.

“Ninguna mujer en Israel lo ha hecho todavía, solo tres hombres”, dijo. “Es un sueño para mí, tanto para poner a prueba mis límites como para demostrar que es posible, que todas las mujeres pueden llegar a su Everest”.

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here