Científicos israelíes desarrollan la primera “leche materna cultivada”

Israel-leche-materna-cultivada
Israel-leche-materna-cultivada

Una empresa israelí aspira a ser la primera del mundo en suministrar a los bebés leche materna cultivada en lugar de los sucedáneos de la leche humana que se comercializan actualmente de origen animal o vegetal.

Si BioMilk consigue producir leche materna cultivada que contenga los ingredientes que existen casi exclusivamente en la auténtica, supondrá un cambio fundamental en el mercado de los preparados para lactantes en concreto y en la industria láctea en general.
También desempeñará un papel fundamental en la producción de una nueva generación de adultos más sanos.

Según todos los estudios, la leche materna es la más saludable para los bebés.

La semana pasada, la empresa anunció que había recibido la aprobación del Comité de Helsinki para iniciar una nueva investigación. En colaboración con el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Fertilidad del Centro Médico Rabin.

Leer más: Científicos israelíes desarrollaron una nueva terapia para la sordera

Unas 50 voluntarias posparto donarán unos 50 ml. de leche materna. Se transferirán a la empresa para separar las células que producen la leche materna y utilizarlas para producir los principales componentes de la misma.

“Nuestra innovadora investigación con el Hospital Beilinson es para nosotros una señal significativa de la revolución y los cambios que pretendemos hacer en la industria láctea en Israel y en todo el mundo”, ha declarado el director general de la empresa, Tomer Eisen. “Preveo que los resultados de la investigación que se obtenga pueden ser lo “próximo” en el mercado de los sustitutos de la leche, que permitirán a cualquier madre que no pueda o no elija la lactancia materna proporcionar a su bebé los mismos valores nutricionales que aporta la leche materna tradicional.”

La tecnología de BioMilk fue desarrollada por la profesora de la Universidad Hebrea, Nurit Argov-Argaman, que lleva más de una década trabajando en el proceso de producción de leche cultivada a partir de células de glándulas mamarias sin ordeñarlas. Esto incluye vacas, ovejas, cabras y otros mamíferos.

Dice que el motor de su trabajo es una mejor nutrición.

“Hay una gran diferencia entre la composición de la leche materna y las actuales fórmulas comerciales del mercado”, dijo a The Jerusalem Post.  “Hay una enorme falta de capacidad para imitar realmente la leche materna, y las consecuencias para la salud son bien conocidas”.

La experta afirmó que los bebés que toman leche de fórmula como su alimentación de alma en los primeros seis meses de vida tienen más probabilidades que los amamantados de desarrollar diarrea e inflamación a corto plazo y asma, síndromes metabólicos, enfermedades de la presión arterial e incluso derrames cerebrales a largo plazo.

“Esto podría ser muy importante para la salud pública de la sociedad”, dijo Argov-Argaman.

En la actualidad, la única forma de que las madres que no amamantan a sus hijos les proporcionen leche materna es a través de los bancos de leche materna. Generalmente no están regulados, salvo los que proporcionan leche a las unidades de cuidados intensivos neonatales y similares. Esta leche segura es muy cara y, por tanto, inaccesible para el padre medio.

Leer más:https://visavis.com.ar/2021/03/17/cientificos-israelies-buscan-allanar-el-camino-para-la-gestacion-de-seres-humanos-fuera-del-utero/

Si el estudio va bien, el objetivo es empezar a comercializarla en los próximos tres años. Así lo afirmó el vicepresidente de desarrollo empresarial de la empresa, Nathaniel Benchemhoun.

BioMilk puede seguir dos caminos. En primer lugar, la empresa podría producir los ingredientes adicionales que existen en la leche materna, pero que faltan en las fórmulas infantiles, y combinarlos en las fórmulas existentes, mejorando así la calidad de los sustitutos lácteos existentes en el mercado.

También podrían conceder licencias de su tecnología a los productores de leche y permitirles producir los componentes por sí mismos.

Además, Argov-Argaman dijo que, más allá de la leche humana, la misma tecnología podría utilizarse para aprovechar los componentes más saludables de la leche de cabra y de vaca. De esta manera, haría una leche mejor para las mujeres menopáusicas o los niños pequeños con alergias, por ejemplo.

“Quiero hacer leche”, dice. “Quiero hacer una superleche… con un impacto mucho mayor y positivo en nuestra salud”.

Noticias de Israel

2 COMENTARIOS

  1. We absolutely love your blog and find nearly all of your post’s to be what precisely I’m looking for. Would you offer guest writers to write content for yourself? I wouldn’t mind publishing a post or elaborating on most of the subjects you write concerning here. Again, awesome web log!

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here