Profundo dolor causó la muerte de Emilio Gutiérrez, ex profesor de básquet de Hacoaj

Falleció-Emilio Gutierrez- basquet-hacoaj-coronavirus
Emilio Gutierrez- basquet-hacoaj-coronavirus

Emilio Gutiérrez, ex coordinador y entrenador de centenares jugadores de básquet de Náutico Hacoaj y entrenador en Macabeadas de selecciones de Faccma, falleció este sábado por complicaciones derivadas del coronavirus. Tenía 63 años.

Gutiérrez, casado con la profesora de gimnasia artística Cristina Suarez, y papá de Emiliano y Santiago, dejó una profunda huella en cada chico que formó. Es por eso que causó conmoción su fallecimiento. El lunes le detectaron coronavirus, el viernes lo internaron y el sábado falleció.

Fue director del Básquet Escolar y un histórico formador de jugadores a nivel nacional. Profesor de educación física, sociólogo, técnico e historiador de básquet. Era hijo de Jorge Gutiérrez, reconocido entrenador del básquet argentino y precursor de los Encuentros de Minibásquet.

El club Náutico Hacoaj publicó en sus redes sociales un comunicado lamentando la triste noticia: » Emilio Gutierrez Q.E.P.D. El CLUB NÁUTICO HACOAJ lamenta profundamente el fallecimiento de Emilio, quien fuera Coordinador de Básquet y Entrenador de centenares de socios de todas las edades, quienes se nutrieron con sus enseñanzas, no solo en el ámbito del deporte, sino en los valores humanos que tan bien supo transmitir.

Acompañamos en el dolor a su familia, a sus amigos y colegas del mundo del básquet, la docencia y la gestión deportiva, de los que fue y seguirá siendo un referente invalorable.
Leer más: HACOAJ cambia su logo para visibilizar la conciencia
Javier Luchansky, uno de los jugadores que formó Gutierrez y fue parte de la selección juvenil argentina en la Macabeada de Israel 1997 y hoy, siguiendo su huella, es entrenador actualmente en Hacoaj, escribió un sentido testimonio.
«Emilio no iba por la vida sin dejar huella. Emilio no daba puntada sin hilo. Sabía lo que quería. Donde quería ir. Hacerse querer y respetar por su entorno. Sabía luchar. Convencer. Sabía qué puerta tocar para llegar a destino. Marcó a muchos con sus frases, su espíritu crítico, su pasión. «La materia es impenetrable» o «Vos sos Ali Baba, Arafat y los 40 ladrones» (al árbitro de la Macabeada mundial vs Israel) serán recuerdo imborrable. Abría cabezas. Desafiaba los lugares comunes. Buscaba, con amor, lo mejor para los suyos. Lo disfruté, lo quise y lo voy a extrañar. Había preparado mucho este momento e iba a lograr poner al 3×3 en las escuelas cuando todo arrancó con su espíritu y convicción, no mucho más. Honrarlo será lograrlo y recordar cada detalle, cada palabra de aliento o reflexión. Gracias Emilio por tanto. Te fuiste mucho antes de lo que todos queríamos. Necesitamos de vos para saciar este dolor. Te encontraré en cada pelota naranja picando por ahí. Te quise mucho y por suerte, siempre lo supiste».
El Director de Vis á Vis, Gustavo Szpigiel, también lo recordó: «Tuve la oportunidad de compartir como colega las Macabeadas mundiales de 1997 en Israel, él como entrenador de básquet y yo de fútbol. Sufrimos juntos la frustración de la ceremonia de apertura cuando se derrumbó el puente de ingreso al estadio. Conocí a un ser humano excepcional, solidario y formador, además de ser un estratega increíble y conocedor del básquet en todas sus formas.  Aprendí mucho con él. Una verdadera pena.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here