Distorsión: Hamás no es la causa palestina, es su máximo opresor. Por Pilar Rahola

conflicto-con-israel-Hamás-no-es-la-causa-palestina
conflicto-con-israel-Hamás-no-es-la-causa-palestina

La mayoría de los que re­piten falsedades sobre la realidad del conflicto entre Hamás e Israel, en una permanente confusión entre la verdad y la propaganda, lo hacen convencidos de estar en el lado correcto.

Por supuesto, obvio de esa categoría a los profesionales ideológicos de la mentira (extremas derecha e izquierda, e islamismo). Pero más allá de los manipuladores al uso, la mayoría de los que se creen el relato maniqueo de malvados israelíes y buenos palestinos lo hacen por solidaridad con las víctimas.

Es decir, toman una posición honesta sin saber que no hay ningún conflicto en el mundo que esté edificado sobre más mentiras que el que afecta a Israel.

Y desde esa distorsión, quienes creen estar al lado de las víctimas, en realidad, los condenan a mantenerse en un ciclo de violencia permanente.

Veamos la distorsión actual. Primero: aunque toda la propaganda hable de sublevación palestina, en realidad se trata de la enésima ofensiva bélica de Hamas en favor de su estrategia de capitalizar toda la causa palestina.

Es decir, es la ofensiva de una organización terrorista, basada en una ideología totalitaria. Que no acepta ninguna otra salida que la destrucción de Israel, que es nutrida económica y militarmente por la tiranía iraní, y que no representa a todo el pueblo palestino, ­sino a quienes tiene bajo su dominio político y/o ideológico.

Aquellos que aplauden, pues, la ofensiva están aplaudiendo a una organización totalitaria, homofóbica, misógina, antisemita y yihadista. Lo peor de cada casa.

Leer más: Es demasiado el dolor como para seguir manchándolo con ideología berreta. Por Gustavo Szpigiel

Segunda distorsión: la permanente criminalización de Israel, como culpable de las muertes. Lo cierto es que todo el país (árabes incluidos) sufre permanentes caídas de misiles que, si no matan en masa, es porque la defensa antimisil israelí lo impide.

En esta ofensiva han caído más de 2.000 misiles sobre ciudades y pueblos.

Ante la ofensiva, Israel ataca los lugares de lanzamiento, siempre colocados en edificios civiles. Pero antes avisa (vía teléfono, uno a uno) a los habitantes del lugar señalado. De los 2.000 misiles disparados, más de 500 han caído en el interior de Gaza, por fallos de cualquier tipo. Nadie sabe cuántos de los muertos se deben a esos mísiles fallidos, pero no importa, porque tampoco nadie culpará a Hamas de su propia barbarie.

Hamas no es la causa palestina; es una organización yihadista opresora

El listado de mentiras es de tal calibre que necesitaría centenares de ar­tículos. Pero la conclusión es única: blanquear, minimizar o aplaudir la ofensiva de Hamas no es defender la causa palestina. Es hundirla en un pozo de negritud sin salida posible. Hamas no es el defensor de los palestinos. Es su máximo opresor.

Pilar Rahola– Periodista-Escritora

Fuente: La Vanguardia

2 COMENTARIOS

  1. Solo faltaría aclarar que «palestinos» es una falsificación histórica y geográfica. Hamas es árabe, e islàmica con dependencia de Irán.

  2. Los que me conocen saben cuanto quiero a Pilar Rahola y que la sigo desde hace muchísimo tiempo pero en este caso voy a disentir con ese título, ni en este, ni en conflictos anteriores con hamas escuché a un solo palestino repudiar el accionar terrorista, muy lejos de eso sí los vi y escuché festejar cuando éstos encuentran el éxito en alguna acción asesina.
    Por lo tanto me parece un título políticamente correcto como mucho de los títulos de las noticias, aunque se que si hay algo que caracteriza a Pilar es justamente no ser políticamente correcta y decir las cosas de manera directa y concreta.
    Tendríamos que llamar a las cosas por su nombre, si hamas es un grupo terrorista como lo es, los que festejan son cómplices y todos van tras la misma causa, como ellos mismos lo dicen la desaparición del estado de Israel de la faz de la Tierra.
    Solo es una observación que no cambia en nada mi admiración por Pilar Rahola

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here