El campeón de la Champions League, Chelsea, es propiedad del hombre más rico de Israel

El-campeón-de-la-Champions-League-Chelsea-es-propiedad-del-hombre-mas-rico-de-Israel
El-campeón-de-la-Champions-League-Chelsea-es-propiedad-del-hombre-mas-rico-de-Israel

El Chelsea que este sábado venció 1-0 al Manchester City en la ciudad portuguesa de Porto y obtuvo la Champions League, es propiedad del controvertido, y admirado, Roman Abramovich, nacido en Rusia y, desde mayo del 2018, también ciudadano israelí.

Pocos días después de que el Atlético de Madrid, un club cuya tercera parte es propiedad de un empresario judío, se coronase campeón de La Liga de España, un equipo inglés, del que es dueño un magnate ruso-israelí, se quedó nada menos que con la corona de la Champions League europea.

Al recibir su «Tehudat Zeut», la tarjeta de ciudadanía, aquel día de fines de mayo en el aeropuerto Ben-Gurion, Abramovich se convirtió en el habitante más rico de Israel.

Y eligió como residencia una mansión en Tel Aviv que le compró a Gal Gadot. A partir de entonces su compatriota y famosa en todo el mundo por su protagónico en la saga de películas de la Mujer Maravilla.

Se trata de un bello edificio en el exclusivo y coqueto barrio de Nevé Tzedek en Tel Aviv. Un ex hotel que fue reciclado por la estrella de Hollywood.

Es dueño de una fortuna de unos 13.000 millones de dólares -según la prensa británica.

Abramovich disfruta de un beneficio que alcanza a todos los nuevos inmigrantes: durante diez años está exento de impuestos en Israel sobre los ingresos obtenidos en el extranjero.

Tampoco necesita declarar las fuentes de esos ingresos durante esa misma década de beneficios como «olé jadash» (nuevo inmigrante).

Leer más: Román Abramovich, dueño del Chelsea, hizo Aliá

En aquel momento, la prensa israelí informó que Abramovich hizo el trámite para inmigrar a Israel desde Rusia. En ese país nació, en la localidad de Saratov, en octubre de 1966.

  El magnate arribó a la embajada de Israel en Moscú «como cualquier otra persona», aseguró al Canal 10 de televisión un vocero de la representación diplomática.

Allí «presentó una solicitud para recibir un permiso de inmigración. Sus documentos fueron revisados de acuerdo con la Ley de Retorno y, de hecho, fue declarado elegible» completó el portavoz.

   A Israel, gracias a la Ley del Retorno 

Algunos comentaristas afirmaron que la mudanza de Abramovich tuvo que ver con cuestiones impositivas. También recordaron que eligió instalarse en Israel en momentos de fuerte tensión diplomática entre Londres y Moscú. En todo caso, Abramovich sigue operando desde la capital británica pero ya se hizo un activo jugador en la economía de Israel. Poco después de comprar la mansión de Gadot en 100 millones de shekels (unos 31 millones de dólares), adquirió otra residencia, en Herzliya Pituah, por un precio record de 260 millones (80 millones de dólares).

Es, además, un reconocido inversor en el mundo de las startups israelíes. En particular en los sectores de energía y medicina nuclear. Y, el año pasado, reportes en la prensa inglesa dijeron que el magnate donó 100 millones de dólares a un asentamiento judío en Cisjordania.

Al Chelsea llegó en junio del 2003. Tras una revolución económica y deportiva, convirtió al club en uno de los más exitosos de Europa, sumando este año su segunda Champions continental.

Aprovechando la popularidad global del equipo de fútbol londinense, Abramovich habitualmente se expresa contra el antisemitismo y recuerda a las víctimas del Holocausto.

La Champions League o Liga de Campeones de la UEFA, originariamente conocida como Copa de Europa, es el torneo internacional oficial de fútbol más prestigioso a nivel de clubes entre los organizados por la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol

 

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here