Obligaron a un deportista judío a comer carne de cerdo y que no pueda respetar el kosher

Equipo de McKinley High School
Equipo de McKinley High School

Otorgaron licencia administrativa a ocho entrenadores por obligar a un deportista judío a comer carne de cerdo y que no pueda respetar el kosher.

Según el informe, el entrenador de la escuela McKinley High School, Marcus Wattley, y siete de sus asistentes recibieron acusaciones ​​de ordenar a un estudiante de 17 años de ir al gimnasio, sentarlo y obligarlo a comer una pizza de pepperoni (variedad estadounidense de salami, elaborado con carne de cerdo) en el suelo.

Además, lo amenazaron con que, en caso de negarse, lo expulsarían del equipo y sus compañeros tendrían que realizar ejercicios adicionales.

Un abogado que representa a la familia dijo que podrían considerar presentar una demanda de primera enmienda contra el distrito escolar.

Marcus Wattley
Marcus Wattley

El joven es un atleta destacado al que ya le ofrecieron varias becas para jugar al fútbol en la universidad, aunque solo esté en tercer año.

Por su parte, la familia está debatiendo si el estudiante regresará a McKinley High. Allí comenzaron varios estudiantes que luego jugaron profesionalmente tras carreras universitarias exitosas.

No se reveló el nombre del deportista judío, quien sigue los principios de la religión y come kosher: entre algunas de los alimentos no permitidos se encuentra la carne de cerdo.

El superintendente de la institución, Jeff Talbert, dijo que los entrenadores»participaron en acciones que constituían un comportamiento inapropiado, degradante y divisivo en un intento equivocado de inculcar disciplina en los estudiantes-atletas».

También expresó: «El programa de fútbol, ​​que tiene una larga y orgullosa historia, es una parte importante de nuestra cultura escolar y de nuestra comunidad. Este incidente no refleja la cultura del Distrito Escolar de Canton City de proteger al bienestar físico y emocional de nuestros estudiantes». Y agregó: «Seamos claros, el Distrito Escolar de Canton City mantiene a nuestro personal de entrenamiento y general con los más altos estándares profesionales y éticos. Cualquier cosa que no cumpla con estos estándares es inaceptable y no se tolerará».

 

Vía The Jerusalem Post / CantonRep

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here