La trágica historia de un hombre judío religioso que está desaparecido en Miami

Harry Rosenberg, hombre judío religioso que sigue desaparecido en Miami
Harry Rosenberg, hombre judío religioso que sigue desaparecido en Miami

Harry Rosenberg es un hombre judío religioso que se encuentra en la lista de desaparecidos tras el derrumbe del edificio de Miami.

En una mañana reciente, antes de hacer tefilá en una sinagoga, Rosenberg le dijo a un amigo que su nuevo condominio frente a la playa en Florida ofrecía un cambio de escenario muy necesario después de un año terrible en el que perdió a su esposa por cáncer y a ambos padres por Covid en Nueva York.

La casa en Surfside iba a ser un lugar de reunión para los niños y nietos visitantes. De hecho, su hija y su yerno hicieron exactamente eso, viajaron para reunirse con él.

Cuando el edificio se derrumbó, la hija de Rosenberg, Malky Weisz (27), y su esposo, Benny Weisz (32), acababan de llegar para su visita al segundo piso de Champlain Towers South. Hasta el momento hay 12 muertos identificados y casi 150 desaparecidos.

Sus tragedias en cascada (cáncer, COVID-19 y ahora el aplastamiento del edificio) son recordatorios del terrible peaje que el derrumbe tuvo en las familias después de lo que ya fue un año lleno de dolor.

«Vino a Florida para respirar un poco», dijo el rabino Sholom D. Lipskar, fundador de la sinagoga Bal Harbour de Miami, a la que pertenecía el hombre judío religioso desaparecido.

Rosenberg puso en marcha un centro de curación mental para jóvenes adultos en un hospital de Israel en memoria de su difunta esposa, Anna. Lo hizo antes de que su esposa muriera el verano pasado de un tumor cerebral.

“Puso su vida en suspenso”, afirmó Maurice Wachsmann, amigo de Rosenberg durante más de 30 años.

Meses después de su muerte, el dolor aumentó. Su padre murió de Covid en enero y semanas después su madre falleció por la misma enfermedad.

«Fue extremadamente difícil», aseveró Wachsmann. “Hizo todo por sus padres. La familia primero, antes que todo».

Rosenberg decidió mudarse a Florida, primero alquilando apartamentos más pequeños y finalmente el mes pasado comprando el condominio más grande en Surfside, al norte de Miami Beach.

 

Vía The Times of Israel

1 COMENTARIO

  1. Un hombre religioso, que seguramente respetaba el Shabbat, las normas de kashrut, se colocaba los tefilin y cumplía con los 613 mitzvoth, o por lo menos con la mayoría de ellos, es golpeado por la tragedia del cancer, luego por la tragedia del COVID y finalmente muere aplastado por las ruinas del propio edificio donde vivía.
    ¿Que pruebas mas necesitamos para convencernos de una vez por todas de que Dios es simplemente un producto de nuestra imaginación, y que ese ser imaginario solo nos ayudó en los libros? Mas de 2000 años de matanzas…persecuciones, decapitaciones, humillaciones, camaras de gas y hornos crematorios. Y todavía seguimos creyendo en ese cuento de «dios»….
    Me dio mucha pena la tragedia de este hombre. Pena y furia.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here