Nacionalistas polacos interrumpen conmemoración de víctimas judías del pogromo

Nacionalista polaco sostiene un cartel que dice ''Exigimos la verdad sobre Jedwabne'', en el lugar de un pogrom del Holocausto en Jedwabne, Polonia
Nacionalista polaco sostiene un cartel que dice ''Exigimos la verdad sobre Jedwabne'', en el lugar de un pogrom del Holocausto en Jedwabne, Polonia

Decenas de manifestantes nacionalistas polacos interrumpieron una ceremonia de conmemoración de las víctimas judías del pogromo de 1941 en Jedwabne.

Los nacionalistas polacos llevaron banderas y carteles y perturbaron a las personas que rezaban en el lugar del pogromo, durante la conmemoración del 80° aniversario. Un grupo mucho más grande, incluido el rabino principal de Polonia y clérigos católicos, se reunió el día siguiente para conmemorar a las víctimas.

El gran rabino Michael Schudrich afirmó ante JTA que algunos protestantes también se presentaron ese día, pero el grupo era mucho más pequeño.

“Ese día quizás fueron 5/6 personas que en realidad no hicieron nada para interferir con la ceremonia (a diferencia del día anterior)”, dijo.

Aún así, afirmó que el momento apunta a un «tema muy serio», que involucra la postura del gobierno polaco sobre la memoria del Holocausto.

El pogromo de Jedwabne vio a más de los 300 judíos de la pequeña ciudad asesinados. No se investigó mucho antes de que el historiador de Princeton, Jan Tomasz Gross, publicara «Vecinos: La destrucción de la comunidad judía en Jedwabne, Polonia» en 2001. Gross aseguró que el asesinato fue cometido por civiles polacos, no por fuerzas nazis. El libro provocó debate sobre la complicidad polaca en el Holocausto que aún continúa.

Algunos de los nacionalistas que fueron a Jedwabne llevaron pancartas difamando a Gross. La marcha la encabezó Robert Bąkiewicz, quien organiza una marcha de nacionalistas por Varsovia cada noviembre. Este año, las organizaciones con las que tiene vínculos recibieron el equivalente a cerca de 800.000 dólares del Instituto Nacional del Patrimonio del Pensamiento de Polonia, dirigido por el ministerio de cultura del gobierno.

El instituto también apoyó la producción de una película sobre el pogromo que tiene como objetivo demostrar que los alemanes son los principales responsables del asesinato de los habitantes judíos de la ciudad.

“Hay un problema mucho mayor en el hecho de que los ultranacionalistas [y] neonazis ahora son tolerados por demasiados de nuestra gente en el gobierno. En lugar de condenar claramente ese odio, demasiados funcionarios gubernamentales buscan aplacarlos”, explicó.

Tras la conmemoración, docenas de personas visitaron las tumbas de las víctimas de otros pogromos de la Segunda Guerra Mundial en la región. Entre ellas, Radziłów, Wąsosz y Szczuczyn.

 

Vía JTA

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here