La tasa de positividad de COVID en Israel es la más baja desde julio

La tasa de positividad de COVID en Israel es la más baja desde julio
La tasa de positividad de COVID en Israel es la más baja desde julio

La tasa de positividad de COVID-19 en Israel se redujo aún más este jueves, alcanzando un mínimo no visto desde principios de julio, según los datos de su Ministerio de Salud, informó Enlace Judío.

Solo 642 personas dieron positivo a coronavirus este miércoles, de cerca de 80,000 pruebas, lo que marca una tasa de positividad del 0,81%. En el pico de la cuarta ola de Israel a principios de septiembre, la tasa de positividad superó el 8%.

El gobierno votó el miércoles para cancelar las restricciones a las reuniones al aire libre, que hasta ahora se habían limitado a 5,000 personas. A partir del viernes, las reuniones al aire libre que requieran un “pase verde” podrán tener un número ilimitado de asistentes.

En general, todos los indicadores apuntan al final de la cuarta ola de COVID-19 de Israel, que comenzó en julio y en su apogeo registró más de 10,000 nuevos casos reportados cada día. Hasta el jueves, había 10.031 casos de COVID-19 activos en el país, con 332 hospitalizados, 238 de ellos en estado grave y 139 de ellos en ventiladores.

ORT sede Tigre en HACOAJ: Inscripción récord para una escuela que promete ser sensación
Sergio Pikholtz: “Hoy podemos decir que la misión en la OSA fue cumplida”

El número de casos graves, una cifra clave para las políticas COVID-19 de Israel, se mantuvo estable el jueves, después de semanas de declive desde un pico de más de 700 a fines de septiembre.

La tasa promedio de muertes relacionadas con COVID-19 también ha disminuido de manera constante en las últimas semanas, y solo se informó una muerte de este tipo el miércoles, aunque esas cifras a menudo se actualizan con el tiempo.

Según el programa de semáforo epidemiológico de Israel, que clasifica las localidades en rojo, naranja, amarillo o verde según el número de casos nuevos, la tasa de positividad y la tasa de crecimiento de los casos, solo una ciudad figura actualmente en rojo: el asentamiento de Beit El en las afueras de Jerusalén. 11 ciudades están clasificadas como anaranjadas y el resto del país es amarillo o verde.

El final de la cuarta ola de Israel se ha atribuido, al menos en parte, a su campaña de vacunación de tercera dosis, que comenzó entre los mayores de 65 años en agosto y se extendió rápidamente al resto de la población.

Hasta el jueves, casi 4 millones de israelíes, más del 42% de la población total, habían recibido una tercera dosis de la vacuna. Cerca del 67% de la población total ha recibido al menos una vacuna.

Alrededor de 650,000 personas que son elegibles para vacunas no han recibido ninguna de las inyecciones, mientras que alrededor de 1.1 millones de israelíes elegibles para el refuerzo aún no lo han recibido.

Un panel asesor clave del Ministerio de Salud se reunirá la próxima semana para comenzar el proceso de aprobación para vacunar a niños de 5 a 11 años, después de que la FDA de EE. UU. lo aprobara a principios de esta semana.

El director general del Ministerio de SaludNajman Ash, dijo que espera una gran cantidad de dudas entre los padres, pero que el ministerio tiene como objetivo hacer que el proceso de aprobación sea lo más transparente y claro posible para aliviar cualquier preocupación.

Israel todavía está esperando un envío de las dosis de Pfizer para niños, que contienen un tercio de la dosis administrada a los adultos. Según los reportes, el primer ministro NaftaliBennett ordenó a los funcionarios de salud que se apresuraran con el envío, que está programado para llegar a mediados de noviembre.

A partir del lunes, Israel abrirá sus fronteras, permitiendo la entrada de turistas vacunados que hayan recibido una segunda o tercera dosis o se hayan recuperado en los últimos 6 meses. A pesar de las restricciones, los expertos dicen que la reapertura del Aeropuerto Ben-Gurión representará un riesgo de nuevas variantes y un aumento en los casos.

Según el Canal 12, los turistas que sean sorprendidos violando la cuarentena serán deportados y se les prohibiría el reingreso durante 3 años. Y aquellos que sean sorprendidos violando la cuarentena si tienen COVID-19 serán deportados y se les impediría el ingreso por 5 años.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here