El Centro de Estudios Judeo-Cristianos de Madrid

el-centro-de-estudios-judeo-cristianos-de-madrid
el-centro-de-estudios-judeo-cristianos-de-madrid

Aunque posiblemente existan en el mundo otras instituciones cuyo objetivo sea el tender puentes entre católicos y judíos, el Centro de Estudios Judeo-Cristianos (CEJC) de Madrid tiene algunas particularidades que lo distinguen destacadamente.

Todo comenzó en 1959, cuando las religiosas de la orden Nuestra Señora de Sión llegaron a España con ese objetivo. En ese entonces se denominaban Amistad Judeo-Cristiana. Nace con el objetivo de fomentar la lucha contra los prejuicios y animar al conocimiento mutuo. Para poder llegar a un público más amplio y realizar un programa más extenso se fundó en 1972 el citado Centro de Estudios Judeo-Cristianos. El próximo año cumplirá 50 años de existencia.

En principio fue erigido con carácter diocesano por el Cardenal Tarancón y encomendada su gestión a la Congregación de Nuestra Señora de Sión.

Para cumplir con la finalidad de dar a conocer el judaísmo y las raíces judías del cristianismo, la persona de Jesús y el ambiente en el que vivió como judío; El estudio de la Biblia, Palabra de Dios para judíos y cristianos; fomentar el conocimiento mutuo y la verdadera amistad; profundizar en lo que une a judíos y cristianos, y respetar las diferencias

Trabajar contra los prejuicios que engendraron las falsas acusaciones de crímenes rituales, los conceptos antijudíos basados en una errónea interpretación de las Sagradas Escrituras, y otras opiniones discriminatorias que todavía se expresan a menudo en muchas ocasiones; Apreciar a los judíos como el pueblo de la Alianza, escogido por Dios para llevar al mundo su conocimiento, pueblo heredero de la Tierra que Dios prometió a Abraham; Reflexionar acerca del significado de la Shoá, de la Alianza nunca derogada, del significado de la Tierra para el pueblo de Israel; y reflexionar sobre las nuevas enseñanzas de papas como Juan Pablo II acerca del judaísmo y de las relaciones con el pueblo judío, y su aplicación en la exégesis y en la teología.

Leer más: Todos judíos, excepto los judíos. Por Jorge Rozemblum

La labor del CEJC está basada en la Declaración Conciliar «Nostra Aetate» y en los documentos posteriores que orientan las relaciones de la Iglesia con el pueblo judío. Uno de sus miembros más destacados (ahora retirada por su avanzada edad) es Sor Ionel Mihalovici. Nacida en Transilvania (Rumanía) en el seno de una familia judía. Tras asistir en su infancia al colegio de Nuestra Señora de Sión, se convirtió al cristianismo e ingresó como religiosa en dicha congregación. Tras superar la Segunda Guerra Mundial.la familia emigró a Israel, donde Ionel comenzó su noviciado. En 1963 se trasladó a España para dirigir el Centro. Allí publicó diferentes libros, impartió cursos de Biblia y organizado conferencias semanales. También realizó exposiciones, excursiones, cursos de Hebreo, una biblioteca y puesto en marcha un Seminario que anualmente imparte una cuarentena de clases, como el que estos días se pone en marcha para este curso lectivo.

Jorge Rozemblum

Director de Radio Sefarad

www.radiosefarad.com

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here