Un inodoro de 2.700 años revela las enfermedades de los judíos del Primer Templo

un-inodoro-de-2-700-anos-revela-las-enfermedades-de-los-judios-del-primer-templo
un-inodoro-de-2-700-anos-revela-las-enfermedades-de-los-judios-del-primer-templo

Los antiguos israelitas que vivían en Jerusalén en el momento del Primer Templo sufrían enfermedades infecciosas causadas por parásitos intestinales, según reveló un estudio realizado por la Universidad de Tel Aviv y la Autoridad de Antigüedades (IAA) en un inodoro de 2.700 años de antigüedad.

Al inodoro lo descubrieron recientemente en los restos de un lujoso palacio que ofrece una vista espectacular del Monte del Templo en el barrio de Armon Hanatziv. Los expertos creen que quienquiera que viviera allí sería un miembro de la élite, quizás la familia real. Todo indica que los baños privados en ese momento eran extremadamente raros.
En el palacio, el cubículo era una cabaña rectangular tallada en piedra. El asiento del inodoro, con un agujero en el centro, se diseñó para ser muy cómodo. Había un tanque debajo de él, donde se recolectaron restos de cerámica, huesos de animales y tierra.
Los investigadores que analizaron el contenido del pozo pudieron identificar rastros de huevos de cuatro tipos diferentes de parásitos: lombrices intestinales, tenias, tricocéfalos y oxiuros.
Leer más: Esclerosis lateral amiotrófica: Israel avanza hacia una cura
«Los hallazgos de este estudio se encuentran entre los primeros observados en Israel hasta la fecha», dijo el Dr. Dafna Langgut, director del Laboratorio de Arqueobotánica TAU y autor principal del estudio publicado en el International Journal of Paleopathology.
En ausencia de conocimientos médicos, era casi imposible en ese momento recuperarse de la presencia de estos parásitos, dijo Langgut, y por lo tanto, el descubrimiento probablemente señala que incluso los individuos más privilegiados padecían permanentemente las enfermedades causadas por ellos.
En cuanto a lo que causó las infecciones en primer lugar, podría ser debido a malas condiciones higiénicas. No lavarse las manos con regularidad, alimentos contaminados con heces, incluso debido a su uso como fertilizante. También pudo ser intoxicación alimentaria después de comer carne mal cocida.

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here