La OEA condenó la visita a Nicaragua del iraní que voló la AMIA y pidió actuar ante las alertas rojas

Mohsen Rezai, en la asunción de Daniel Ortega
Mohsen Rezai, en la asunción de Daniel Ortega

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó hoy la condena de la visita a Nicaragua de uno de los acusados iraníes por el ataque a la AMIA que participó de la asunción del presidente de ese país, Daniel Ortega. La decisión del organismo internacional ocurre poco más de una semana después de que Mohsen Rezai, acusado de la voladura ocurrida en Buenos Aires en 1994, asistiera al acto en el país latinoamericano, en el que también estuvo presente el embajador argentino, Daniel Capitanich.

Rezai era Comandante de la Guardia Revolucionaria cuando en julio de 1994 se produjo la voladura de la AMIA, que terminó con la vida de 85 personas. Es buscado desde 2007 por Interpol, que tiene una circular roja en su contra por homicidio agravado por haber sido cometido por odio radial o religioso.

La condena del organismo internacional se dio en una audiencia del Consejo Permanente de la OEA, que se realizó de forma virtual. Allí se aprobó por mayoría la resolución que elaboraron de forma conjunta Argentina y Estados Unidos para condenar la visita de Rezai al país centroamericano. En la que pidieron también que se respeten las alertas rojas de Interpol.

Durante el encuentro, el embajador ante el organismo por Nicaragua, Arturo Mc Fields, consideró que su país era libre “de invitar a quien quiera”. Y agregó que: “Si esa persona llega con una buena actitud, siempre tendrá puertas abiertas”.

En tanto que la resolución de la OEA contempló: “Apoyar los esfuerzos de la República Argentina para que se haga justicia en el atentado a la AMIA y condenar la visita de Rezaei a Nicaragua y a nuestro hemisferio, como una afrenta a la justicia argentina y a las víctimas del atentado a la AMIA”. Al tiempo que instaron a “a las autoridades nicaragüenses, a todos los miembros del sistema interamericano y a todos los miembros de la INTERPOL a que actúen, de manera apropiada, en relación con las notificaciones rojas de la INTERPOL relativas al atentado a la AMIA”.

De la decisión participaron las Misiones Permanentes de; Antigua y Barbuda, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Grenada, Honduras, Paraguay, Perú, y República Dominicana. Quienes recordaron que, en 2007, “a pedido del Gobierno de la República Argentina, la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) emitió una notificación roja para el ciudadano iraní Mohsen Rezaei, por su presunto papel en el atentado ocurrido el 18 de julio de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en la ciudad de Buenos Aires, que mató a 85 personas e hirió a muchas otras”. Y resaltaron que “una notificación roja es una solicitud a las fuerzas del orden público de todo el mundo para localizar y arrestar provisionalmente a una persona pendiente de extradición, entrega o acción legal similar”.

Tras lo que detallaron que Rezaei enfrenta cargos “en la República Argentina por homicidio doblemente agravado (cometido por motivos de odio racial o religioso y por poner en peligro a la ciudadanía)”. E insistieron en su alarma por el viaje de el 10 de enero de 2022, Rezaei viajó a Managua, por invitación de Ortega.

La OEA ya había cuestionado, a través de Fernando Lottenberg, comisionado para el monitoreo y antisemitismo del organismo, la presencia de Rezai en la asunción de Ortega. Al tiempo que reclamaron a Nicaragua que, como país miembro de Interpol, advirtiera que Rezai estaba allí y activara la “alerta roja”, lo que finalmente no sucedió.

Durante su estadía en Managua, Rezai se mostró sonriente junto a Ortega, Nicolás Maduro de Venezuela y Miguel Díaz Canel de Cuba. Rezai detentaba el cargo de comandante de la Guardia Revolucionaria, cuando se cometió el atentado a la AMIA.

 

Vía La Nación

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here