El oso ruso tiene hambre ¿La comunidad judía ucraniana está a salvo? Por José I Rodríguez

el-oso-ruso-tiene-hambre-la-comunidad-judia-ucraniana-esta-a-salvo-por-jose-i-rodriguez
el-oso-ruso-tiene-hambre-la-comunidad-judia-ucraniana-esta-a-salvo-por-jose-i-rodriguez

Las noticias que nos llegan de Rusia nos dan la sensación de que el oso ruso tiene hambre y ha empezado otra vez a devorar a Ucrania.

El presidente de Rusia Vladímir Putin está repitiendo el mismo proceso de caza selectiva que anteriormente utilizó en Crimea. Todo parece indicar que el oso ruso está devorando por partes a Ucrania. Una vez clavado el colmillo en su presa no se detendrá hasta devorarla en su totalidad. Cada poco tiempo el oso ruso va a sus zonas antiguas de caza a seleccionar las presas que más le conviene. Lo terrible del caso es que las va devorando por partes dejándolas mutiladas hasta llegar a engullirlas en su totalidad.

La comunidad judía en Ucrania está en peligro, una vez más. Como lo ha estado a lo largo de la historia en esta parte del mundo de la llamada Vieja Europa. Los colmillos ensangrentados del oso ruso indican que no distingue sus presas. Pero que a la vez tiene acostumbrado el paladar a la sangre judía. Todos los que están en su territorio de caza están amenazados de muerte. Tal vez los judíos sean su prioridad ya que el presidente Volodímir Zelenski es judío ¿La comunidad judía está en peligro en Ucrania? Todo parece indicar, bajo una estricta opinión de carácter personal, que la comunidad judía en Ucrania vuelve a estar en peligro.

El paso del tiempo no permite ser optimistas según lo analiza el historiador del Holocausto Igor Shchupak. Señala “que la persecución de los judíos en el pasado se hizo en su mayor parte cuando el territorio de Ucrania estaba bajo el control de estados extranjeros, principalmente Rusia y Alemania, los cuales hicieron del antisemitismo su política oficial”. El temor a que se repitan los pogromos del pasado son hoy en día una cuestión no poco menor que se debería tener muy en cuenta.

Leer más: Kiev, Ucrania, el lugar donde nació y de donde escapó Golda Meir debido a los Pogroms rusos

La invasión que Putin ha emprendido contra Ucrania va a dejar previsiblemente a este país bajo el control ruso en el sentido más amplio de la palabra. La situación por tanto de la comunidad judía queda de nuevo al albur; Entiéndase como una especie de suerte o azar del que depende el resultado de un proyecto o un asunto. Puede parecerse lamentablemente a la historia más trágica del pasado del pueblo judío en Ucrania.

Las llamadas del gobierno de Israel, antes de que se abriera el conflicto, para que los judíos ucranianos salieran lo antes posible de Ucrania debería ser suficiente para que muchos hubieran tomado la decisión de hacer Aliá urgentemente hacia Israel. Tal vez se está cumpliendo ante nuestros ojos las palabras de Isaías cuando dijo: Levantará un estandarte a las naciones y reunirá a los desterrados de Israel; reunirá al pueblo disperso de Judá de las cuatro partes de la tierra.

En la comunidad judía ucraniana el temor a que Zelenski fuera elegido como presidente, en su momento, se sustentaba en la idea de que si su gestión salía mal los judíos una vez más serían el objeto de la ira popular ¿Podrían repetirse los pogromos del pasado en la actual Ucrania? Con todo temor y temblor la posibilidad existe. La gran diferencia es que también existe valga la redundancia el moderno Estado de Israel que es una garantía indubitable para los judíos en todo el mundo.

El Cielo permita que Ucrania en general y la comunidad judía en particular no tengan que pasar por una sangrienta represalia del oso ruso que lleva tatuado en su frente un nombre conocido y temido por todos, Vladímir Putin. Hazlo saber.

José I. Rodríguez

Periodista-Escritor

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here