Se presentó en la B’nai B’rith el libro «El secreto de las Efes»

se-presento-en-la-bnai-brith-el-libro-el-secreto-de-las-efes
se-presento-en-la-bnai-brith-el-libro-el-secreto-de-las-efes

Se presentó en la sede de B’nai Brith de Argentina en CABA, «El Secreto de las Efes», el libro de Claudia Wydler y Silvina Tejblum, con prólogo de Federico Andahazi. Moderaron la presentación, la escritora Delia Sisro y el Doctor Sergio Grosman.

El secreto de las efes es una novela en la que se cruza la ficción y la salud mental, y se descubre en capas, como sucede con las mamushkas, esas muñecas que a medida que se sacan siempre se encuentra otra, hasta llegar a lo más profundo.

Es la historia de un secuestro atravesada por casos con diferentes enfermedades psiquiátricas convertidas en cuentos. Con el agregado de comentarios de profesionales de la salud de Argentina y España especializados en los mismos. Escrito por la psiquiatra Claudia Wydler y por la profesora Silvina Tejblum. Este libro nos pone ante dilemas que invitan a reflexionar y ante resoluciones que invitan a sorprendernos.

Federico Andahazi dice: «Este libro es exactamente  eso:  el encuentro con una serie de textos inesperados. Así fue mi propia experiencia como lector. Dado que  una  de  sus  autoras es psiquiatra, suponía que me  iba  a sumergir en un ensayo de psiquiatría; sin embargo,  me   encontré  con   una   novela.

¿Puede sucederle algo mejor a  un  lector? Sí. Y esa fue mi siguiente sorpresa. Cuando me disponía a leer una novela, me topé con otro hallazgo: un  libro  de  cuentos hilvanado por el hilo biográfico de la protagonista: una psiquiatra que, entre historia e historia, construye un ensayo de psiquiatría con el material de sus pacientes y el testimonio de otros profesionales. Y así se cierra el círculo perfecto”

se-presento-en-la-bnai-brith-el-libro-el-secreto-de-las-efes
se-presento-en-la-bnai-brith-el-libro-el-secreto-de-las-efes
Leer más: Entrevista exclusiva con Jorge Knoblovits, presidente de la DAIA

Por su parte, el Dr. Sergio Grosman, quien es médico Psiquiatra, agrega: «Los psiquiatras ejercemos, entre otras cosas, una de las profesiones que para hacer su tarea requiere de ser testigos privilegiados de historias…; Historias de conflictos, de padecimientos, de soledades y de sinsentidos.
Escuchamos las historias de la gente que nos consulta para ver cómo los podemos ayudar en su sufrimiento o en algo que se proponen pero no logran.
Somos lectores de las narraciones de la vida de nuestros consultantes. Claudia Wydler y Silvina Tejblum han escrito un compendio de narraciones entrelazadas. La historia que va enhebrando los cuentos: Maia la psiquiatra con su vida en primera persona, cada una de sus efes: fragmentos narrativos de consultas imaginarias, y luego, píldoras pero no de las que prescribimos, sino de conocimiento académico, lo explicativo como algo que ilustra, que dice que la narración puede ser real y que tiene una base que no es solo fruto del juego creativo de la escritora.

Leer más: Entrevista exclusiva con Jorge Knoblovits, presidente de la DAIA  Por su parte, el Dr. Mario Groisman, quien es médico Psiquiatra, agrega: Los psiquiatras ejercemos, entre otras cosas, una de las profesiones que para hacer su tarea requiere de ser testigos privilegiados de historias...; Historias de conflictos, de padecimientos, de soledades y de sinsentidos. Escuchamos las historias de la gente que nos consulta para ver cómo los podemos ayudar en su sufrimiento o en algo que se proponen pero no logran. Somos lectores de las narraciones de la vida de nuestros consultantes.  Claudia Wydler y Silvina Tejblum han escrito un compendio de narraciones entrelazadas: la historia que va enhebrando los cuentos: Maia la psiquiatra con su vida en primera persona, cada una de sus efes: fragmentos narrativos de consultas imaginarias, y luego, píldoras pero no de las que prescribimos, sino de conocimiento académico, lo explicativo como algo que ilustra, que dice que la narración puede ser real y que tiene una base que no es solo fruto del juego creativo de la escritora.  Leer más: Liga Macabea de Fútbol LeDor VaDor  Las escritoras llevan al lector a recorrer un proceso similar al del profesional cuando sale de su casa. Con historias personales, tenga un hijo enfermo, un conflicto de pareja o haya muerto un ser querido, se viste con su guardapolvo para introducirse en las historias de otros. Yendo de una consulta a la otra a escuchar un nuevo relato el del paciente.  Y en medio de ello suspendiendo ciertos juicios de valor, tratando de aprovechar el conocimiento adquirido, combinando lo que escucha con lo que dicen sus libros de ciencia.  Ese es el camino que recorre el lector junto con Maia, sus casos y los comentarios. Agradezco el honor de contribuir con una de las píldoras del libro",
se-presento-en-la-bnai-brith-el-libro-el-secreto-de-las-efes
Leer más: Liga Macabea de Fútbol LeDor VaDor

Las escritoras llevan al lector a recorrer un proceso similar al del profesional cuando sale de su casa. Con historias personales, tenga un hijo enfermo, un conflicto de pareja o haya muerto un ser querido, se viste con su guardapolvo para introducirse en las historias de otros. Yendo de una consulta a la otra a escuchar un nuevo relato el del paciente.

Y en medio de ello suspendiendo ciertos juicios de valor, tratando de aprovechar el conocimiento adquirido, combinando lo que escucha con lo que dicen sus libros de ciencia.

Ese es el camino que recorre el lector junto con Maia, sus casos y los comentarios.
Agradezco el honor de contribuir con una de las píldoras del libro», finaliza el Dr. Grosman.

se-presento-en-la-bnai-brith-el-libro-el-secreto-de-las-efes-
se-presento-en-la-bnai-brith-el-libro-el-secreto-de-las-efes-
Alejandro-Avruj- se-presento-en-la-bnai-brith-el-libro-el-secreto-de-las-efes
Alejandro-Avruj- se-presento-en-la-bnai-brith-el-libro-el-secreto-de-las-efes

¿Con qué se encuentra quien lee “El secreto de las Efes”?

Sin dudas las autoras lograron una novela intrigante, atrapante, de aquellas que atentan contra las horas de descanso: uno quiere saber cómo sigue la trama, como se resuelven los diferentes conflictos (personales, policiales, familiares, profesionales y amorosos de la protagonista. Y si para ello hay que sacrificar unas horitas de sueño, bienvenida sea la cosa, vale la pena.

Pero también con una serie de historiales clínicos que acercan, de manera sencilla al lector no especializado en psiquiatría, con los casos con los que nos encontramos cotidianamente los profesionales de salud mental. El acercamiento es sencillo, pero los casos denotan la complejidad de la práctica, los aspectos humanos más profundos, los dilemas que se nos imponen.

El humor y la ironía que las autoras utilizan de manera tan frecuente ayudan a aliviar la carga angustiante que se podría generar y seguramente a reducir el estigma que todavía ensombrece al padecimiento mental.

Pero como si esto fuera poco a cada capítulo lo cierra un comentario de profesionales de la Salud Mental que sintetiza de manera tal vez más formal, aquello que se relató en el episodio precedente.

Leer más: Avanza el juicio de la DAIA a Santiago Cúneo por antisemitismo

Es interesante que la pauta que se le presentó a cada invitado fue muy abierta, por lo que resulta en que cada comentario tiene la impronta personal de lo que le surgió a cada uno frente a la propuesta: algunos opinaron desde un costado más bien riguroso y científico, otros, en cambio desde uno más personal, incluso filosófico.

Tengo el honor de haber sido convocado para realizar uno de esos comentarios, lo que me ubica en un inmerecido lugar al lado de colegas de altísimo prestigio nacional e internacional, lo que me provoca la incalificable mezcla de satisfacción, gratitud y vergüenza.

Entonces, si uno quiere leer una buena novela tiene que leer “El Secreto de las Efes”.

Si uno quiere acercarse a saber de qué se trata la práctica psiquiátrica tiene que leer “El Secreto de las Efes”.

Si uno quiere conocer cómo vivencian y conceptualizan los profesionales de la salud mental su propia disciplina, tiene que leer “El Secreto de las Efes”.

En definitiva, hay razones de sobra para que la lectura de “El Secreto de las Efes” sea casi obligatorio.

 

Dr. Nicolás Braguinsky

Médico Psiquiatra

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here