22 países firman comunicado contra comisión de la ONU por su trato a Israel

22 países firman comunicado contra comisión de la ONU por su trato a Israel
22 países firman comunicado contra comisión de la ONU por su trato a Israel

Israel aseguró la oposición de 22 naciones a una Comisión de Investigación de la ONU, a medida que el presidente de la investigación lo culpó por el conflicto con los palestinos y pidió un embargo de armas contra el Estado judío.

“La ocupación debe terminar”, dijo Navanethem Pillay, quien encabeza la Comisión de tres miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, informó Enlace Judío.

Las partes de terceros Estados también tienen una responsabilidad aquí y pueden ser culpables cuando se trata de violar el derecho internacional, dijo Pillay.

“Esto incluye, pero no se limita a, la transferencia de armas cuando existe un riesgo claro de que puedan ser utilizadas para cometer o facilitar violaciones o abusos graves del derecho internacional de los derechos humanos o violaciones graves del derecho internacional humanitario”, dijo Pillay.

Ella entregó el primero de lo que se espera que sea un informe anual contra Israel al Consejo de 47 miembros el día de la inauguración de su 50ª sesión en Ginebra. Se espera que una versión actualizada del informe sea entregada a la Asamblea General de la ONU a fines de este año.

No se requirió ningún voto con respecto a este primer informe anual, pero Israel junto con los Estados Unidos obtuvieron una lista de 22 naciones de la ONU, incluidas ellas mismas, que se opusieron a la Comisión.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Michelle Taylor, leyó una declaración en contra del informe, explicando que su país no formaba parte del Consejo y no formaba parte del consejo cuando aprobó la Comisión en una votación de 24-9 el año pasado.

Israel es el único estado miembro de la ONU contra el que existe una investigación permanente abierta.

Esta investigación tiene un “mandato abierto sin cláusula de caducidad, fecha de finalización o limitaciones claras”, explicó Taylor.

“Seguimos creyendo que este escrutinio desproporcionado de larga data [contra Israel] debe terminar, y que el Consejo debe abordar todas las preocupaciones de derechos humanos, independientemente del país, de manera imparcial”, dijo Taylor.

Señaló que nadie estaba en contra del escrutinio y que era responsabilidad del consejo promover los derechos humanos, pero que este informe defectuoso no era el vehículo adecuado para hacerlo.

“Lamentablemente, nos preocupa que la Comisión de Investigación contribuya aún más a la polarización de una situación que preocupa a muchos de nosotros”, dijo Taylor.

Las 22 naciones que firmaron la declaración fueron: AustriaBulgariaBrasilCanadá, CamerúnColombiaCroaciaEswatiniAlemaniaGuatemalaHungríaIsraelLiberiaIslas MarshallMicronesiaNauruPaíses BajosMacedonia del NortePalauTogoReino Unido y Estados Unidos.

Israel boicoteó el debate sobre el informe ni cooperó con el panel. Desde Jerusalén, el canciller Yair Lapid saludó a las 22 naciones que firmaron la declaración estadounidense.

“Este es un día de cambio en el Consejo de Derechos Humanos. Un día en el que la moralidad prevalece sobre la hipocresía. Basta de actitudes sesgadas. Basta de obsesión con Israel”, dijo Lapid.

Agradeció a la administración de Biden y al secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, por su trabajo diplomático para asegurar el bloque de oposición de 22 naciones. La mayoría de las 22 naciones no son miembros del Consejo, pero su postura contará cuando el informe pase a la Asamblea General a finales de este año.

“Espero que el Consejo de Derechos Humanos entienda el mensaje agudo de la declaración, despida a la Comisión de Investigación que nació del pecado”, dijo Lapid.

El embajador de la Autoridad Palestina ante la ONU en GinebraIbrahim Khraishi, pidió a la Asamblea General que suspenda la membresía del Consejo de Estados Unidos.

Pillay, al entregar un informe verbal al Consejo, dijo que el panel legal planea centrarse en las “causas fundamentales de las tensiones recurrentes, la inestabilidad y la prolongación del conflicto”. Si bien la Comisión también abordó acciones de entidades palestinas y grupos armados, la “gran mayoría” del enfoque se dirigió hacia Israel, explicó.

El trabajo de la Comisión ya confirmó “la naturaleza asimétrica del conflicto”, dijo Pillay. No se trata de “dos partidos en pie de igualdad” sino de “un estado ocupando a otro”, agregó.

Está claro que “este estado de ‘ocupación perpetua’ de Palestina y la discriminación de larga data tanto en Israel como en Palestina es una causa fundamental subyacente de la violencia en curso”, dijo Pillay, ex Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Esto incluyó “amenazas de desplazamiento forzado, desplazamiento forzado, demoliciones, construcción y expansión de asentamientos, violencia de los colonos y el bloqueo de Gaza han contribuido y seguirán contribuyendo a los ciclos de violencia”, dijo Pillay. Mencionó específicamente los desalojos pendientes de más de 1 000 palestinos del campo de tiro 918 en las colinas del sur de Hebrón.

La investigación se creó por primera vez después de la guerra de Gaza del año pasado y los disturbios étnicos entre judíos y árabes dentro del territorio israelí. Pero su mandato lo abarca todo y puede explorar cualquier acusación de abusos de derechos humanos por parte de Israel en cualquier momento.

Los palestinos son discriminados y carecen de la gama completa de derechos humanos, dijo Pillay, explicando que este no es un problema reciente.

“Los sucesivos gobiernos israelíes han desarrollado políticas claras para asegurar y afianzar el control total sobre la totalidad del territorio palestino ocupado, así como el Golán sirio ocupado”, explicó.

También culpó a Israel por los abusos de los derechos humanos por parte de los palestinos. Las acciones israelíes han creado una atmósfera de impunidad que también ha animado a los garantes de derechos palestinos a cometer abusos contra los derechos humanos entre su propio pueblo, incluido el hecho de que la Autoridad Palestina no haya celebrado elecciones legislativas y presidenciales, explicó Pillay.

Las acciones israelíes contra los palestinos han “aumentado el odio y más actos de violencia” que “sirven para alimentar aún más los interminables ciclos de conflicto, en ambos lados”, dijo.

Para poner fin al conflicto, uno debe mirar la narrativa general, dijo Pillay.

“También tenemos la firme opinión de que la ocupación continua del Territorio Palestino, incluidos Jerusalén Este y Gaza, el bloqueo de Gaza de 15 años y la discriminación de larga data dentro de Israel están todos vinculados y no pueden verse de forma aislada”, dijo Pillay.

La Comisión, dijo, planea realizar sus propias investigaciones y análisis legales, antes de hacer recomendaciones a la comunidad internacional y los órganos judiciales, en particular con respecto a la rendición de cuentas.

“La comunidad internacional debe explorar urgentemente nuevas formas de garantizar el cumplimiento del derecho internacional”.

Acusó a la comunidad internacional de tener un doble rasero cuando se trataba de responsabilizar a Israel.

Pillay también discrepó con la reducción del 25% en la cantidad de fondos asignados a la Comisión.

“Pedimos a los miembros del Consejo que consideren medidas para restablecer los recursos para permitir que la Comisión opere a una capacidad adecuada”, dijo Pillay.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí