La dirigencia joven. Por Guido Jasovich

La dirigencia joven. Por Guido Jasovich
La dirigencia joven. Por Guido Jasovich

¿A partir de que edad alguien puede liderar? ¿Cuándo uno esta listo? ¿Qué rol debe tener la juventud en la dirigencia política?

Hay que partir de la base, ¿Qué entendemos por liderazgo? En pocas palabras podríamos entender como capacidad de organización y dirección política sobre un grupo determinado.

En occidente históricamente se relacionó al liderazgo para con la sabiduría y la madurez, los caminos para llegar a la misma fueron muy diversos, desde la edad y la riqueza económica, pasando al carisma, conocimiento filosófico, legal, religioso, etc.

Leer más – La comunidad de Beit Israel presenta la propuesta Cine Debate

En la entrada a la era moderna, el poder y el liderazgo estaba generalmente reservado para los hombres con experiencia y madurez, la juventud por su lado estaba entendida como un sector aun “inmaduro” que debía formarse antes de llegar al poder, en este sentido cada organización tenia su “Rama Juventud” para poder amoldar a los futuros dirigentes.

Pero en nuestros días podemos ver claramente como cambia la tendencia, los tiempos de maduración política se han acortado, mientras que las áreas donde liderar no paran de crecer, esto se puede ejemplificar con las nuevas ONGs, caracterizadas por sus grandes masas jóvenes que se movilizan por temas específicos que pueden ir desde medio ambiente a DDHH.

En Argentina se dan varios casos de lo anteriormente mencionado, uno de estos es el de Darío Grunberg, un joven estudiante perteneciente al Partido Avodá que a la temprana edad de 23 años ha llegado a la Comisión Directiva de la AMIA.

Poner a una persona de su edad en la CD de una de las instituciones insignia de la comunidad judía argentina es una apuesta grande y acertada, da un mensaje claro y concreto para esta época: a la juventud se la interpela desde la misma juventud.

Leer más – Waldo Wolff y Roberto García Moritán en Ioná: «La Argentina que se viene»

En palabras de Darío “La AMIA debe innovar en las formas de llegar a los jóvenes”, esta juventud es la mas diversa de la historia y se ha demostrado que los canales tradicionales no generan el impacto esperado.

El mismo sostiene que la vida institucional judía debería repensarse, no como una experiencia de la infancia y la vejez, si como un pilar fundamental en el desarrollo del joven, como un ejercicio de identidad constante que acompañe y forme en cada etapa de la vida.

Esto requerirá celebrar múltiples acuerdos con varias partes, puede ser difícil, pero no imposible, estos últimos años nos han demostrado que pluralidad puede algo positivo, dando oportunidad a nuevos grupos de ser protagonistas y llevar su voz a nuevas esferas de decisión.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí