Hizo Aliá junto a su familia y ahora trabaja en el Programa Israela: «No hay momento en que no digamos que fue la mejor decisión»

Shirly Cohen Balé junto a su familia
Hizo Aliá junto a su familia y ahora trabaja en el Programa Israela: "No hay momento en que no digamos que fue la mejor decisión"

Shirly Cohen Balé hizo Aliá a fines del 2022 junto a su esposo y dos hijas a través de Israela Aliá Grupal, el proyecto dirigido por el Coronel Golan Vach, que trabaja en colaboración con La Agencia Judía y el ministerio de Aliá y Absorción. Shirly fue parte del primer grupo de Olim Jadashim del 5783 que el Keren Leyedidut despidió en la Fundación Judaica en octubre del año pasado.

«Israela es una organización sin fines de lucro que se dedica a facilitar al Olé Jadash el proceso de Aliá, acompañando a las familias desde la preparación hasta 2 años después de haber llegado a Israel», explicó Shirly, quien ahora es reclutadora del programa.

«Es un programa exclusivo sin fines de lucro para familias y cuenta con más de 30 años de experiencia acompañando grupos de Europa y Latinoamérica que tienen su sueño de vivir en Israel. El programa tiene como premisa que la fuerza del grupo facilita la absorción y tiene como objetivo principal conformar un grupo de familias con niños, para luego realizar una Aliá en conjunto a una misma ciudad. Un 98% de las familias que emigraron con el programa continúan eligiendo vivir en Israel», agregó.

Shirly Cohen Balé junto a su familia

«Verdaderamente estoy feliz, no solo por haber cumplido nuestro sueño de venir a vivir a Eretz Israel y haberlo hecho con Israela, sino también por ser parte de este hermoso programa, junto a Golan Vach, quien en su momento nos entrevistó y nos dijo cosas muy lindas. Me encuentro trabajando codo a codo con él, un gran profesional que se desvive por cumplir el sueño de muchas familias que quieren hacer Aliá. Nosotros, el grupo Yigal, fuimos el primer grupo de Latinoamérica en viajar junto a Israela y no hay momento en que no digamos que fue la mejor decisión, muchos pensamos que no sabemos si podríamos haberlo logrado sin la contención del grupo«, contó.

Cohen Bale reveló que «elegimos la ciudad de Or Akiva, en donde nos recibió una kehilá (comunidad) muy linda y contenedora. Todos se preocupan por todos y considero que es muy importante, ya que el bienestar socioafectivo es fundamental para el ser humano y uno al exiliar, deja todos sus afectos en su país de origen y llegar a un lugar desconocido, con otro idioma y otras creencias posiblemente nos desestabilizan. Sin embargo, el apoyo y acompañamiento del grupo de familias y de la kehilá hizo que todo sea mucho más fácil y podamos sentirnos un poco ‘como en casa'».

Con respecto a sus dos hijas, manifestó que «por supuesto fue difícil. No solo para ellas sino para nosotros también, pero poco a poco fuimos adentrándonos a la cultura y rutina local».

«Hoy a casi 10 meses de haber hecho Aliá estamos más que felices, agradecidos porque los dos estamos con trabajo, logramos comprar nuestro primer auto como familia y sentimos que en este país se nos dieron muchas oportunidades», expresó.

¿Cómo se desarrolla el programa? ¿Qué incluye?

Dentro del plan Israela nos encargamos de generar espacios para acompañar a las familias en el difícil proceso de la Aliá, como así también hacer que la llegada a Eretz Israel sea lo más amena y placentera posible, a pesar de la mezcla de sentimientos encontrados.

Además de encargarnos de conformar el grupo luego de entrevistas con las familias, nos ocupamos de capacitarlos vía zoom en relación al sistema de salud y de educación en Israel, el mercado laboral, la organización financiera, y también  los derechos de los Olim jadashim.

Por otro lado, nos ocupamos de encontrar un departamento a cada familia, teniendo en cuenta las necesidades y el presupuesto de cada una. Además, intermediamos en la firma del contrato. Una vez que el grupo llega a Israel, cada familia es recibida por 1 o 2 familias israelíes que vivan en la ciudad de destino que los «apadrinará» y se encargarán de ayudar y acompañar a cada familia en las diferentes necesidades que puedan surgir, como amueblar el departamento elegido, abastecerlos con comida y elementos de aseo para las primeras semanas. También pueden colaborar con distintas logísticas como el pedido de internet, pedido del segundo chip para el celular o acompañarlos a realizar los trámites iniciales. Quienes hacen Aliá son incluidos dentro de las comunidades de las ciudades que hayan seleccionado.

Otro de los beneficios del programa es facilitar la matriculación del primer año de los chicos en los respectivos centros educativos. A su vez, los niños/adolescentes contarán con una referente que los acompañará en el proceso de adaptación en las escuelas, generando encuentros con los niños Olim para jugar y colaborar en la integración. Esta persona también colaborará en la comunicación entre los padres y escuela en caso de que las familias no manejen bien el hebreo. Además, los chicos contarán con un plan de hebreo, por fuera del horario escolar, para seguir profundizando y aprendiendo el idioma.

Otro de los beneficios de nuestro programa es que también hay espacio de reunión y diversión, ya que se organizan diferentes paseos y encuentros para festejar los diferentes jaguim en grupo, porque consideramos que la fuerza grupal hace que todo sea más fácil y llevadero.

Todos los beneficios del programa tienen como duración dos años.

¿A quién está destinado?

El programa Israela está destinado a familias con hijos en edad escolar, que sean de la comunidad judía.

¿Trabajan en conjunto con la Agencia Judía y el Keren Leyedidut?

Siempre estamos agradecidos con la Agencia Judía y el Keren Leyedidut que nos permiten trabajar codo a codo y nos acompañan año tras año en la difusión de nuestro programa.

Es importante aclarar que quien viaje por Sojnut (Agencia Judía) y por el Keren también puede contar con la posibilidad de viajar por Israela.

Para explicarle a las familias que desean hacer Aliá, ¿en qué se diferencia o complementa con las otras organizaciones?

Nuestro programa viene a aportar la contención y acompañamiento emocional a lo largo del proceso.

Israela lleva más de 30 años trabajando con familias francesas y hace 2 años viene haciéndolo con Latinoamérica. Es sorprendente el grado de efectividad, como digo yo, el 98% se queda. Verdaderamente es un país de oportunidades.

 ¿Cómo es el paso a paso para la familia que decide hacer Aliá a través de Israela?

Primero tienen que estar convencidos de hacer Aliá y tener la mayoría de la documentación presentada y/o la carpeta aprobada. Luego deben contactarse con nosotros para completar un formulario y programar una entrevista con Golán y conmigo. En caso de continuar participando del programa irán recibiendo diferentes informaciones vía whatsapp o e-mail.

¿Qué reflexión o mensaje querés dejar para las personas que puedan estar interesadas en hacer Aliá?

Les sugiero empezar a estudiar hebreo, ya que si bien cuando llegan tienen Ulpán para aprender el idioma, es importante venir con algo de conocimiento.

Por otra parte, en relación a lo laboral, recomiendo bajar las expectativas y dejarse sorprender por las diferentes oportunidades que Israel tiene para ofrecer.

En última instancia, contarles que siempre fui una mujer muy sociable y muy apegada a la familia y mis amigos. Tomar la decisión de hacer Aliá no fue fácil, por todo lo que dejaba y por primera vez entendí la frase del flyer de Israela: «La fuerza de la Aliá grupal lo hace posible» y me animé.

Hoy estoy acá principalmente gracias a Golan Vach y al Rab Tzvi Elon que con su dulzura nos incluyeron en este plan maravilloso.

Leer más – La historia de Paul Cohen, el único judío de Groenlandia que vive allí desde hace 22 años

4 COMENTARIOS

  1. Hey there! I’ve been following your website
    for a long time now and finally got the courage to go ahead and give you a shout
    out from Austin Tx! Just wanted to tell you keep up the good work!

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí