«¡No desistan!», el emocionante grito de los familiares de secuestrados a sus seres queridos en la frontera con Gaza

no-desistan-el-emocionante-grito-de-los-familiares-de-israelíes-a-sus-seres-queridos-en-la-frontera-con-gaza
no-desistan-el-emocionante-grito-de-los-familiares-de-israelíes-a-sus-seres-queridos-en-la-frontera-con-gaza

Familiares de israelíes tomados como rehenes por Hamás llegaron este jueves a la frontera con Gaza y gritaron a sus seres queridos a través de bocinas, con la esperanza de que su mensaje llegue a ellos, informó Enlace Judío.

“¡No desistan, no pararemos hasta que vuelvan a casa. El pueblo de Israel está con ustedes!” exclamaron.

Malki Shem Tov, padre de Omer Shem Tov llamó a su hijo: “Omer Shem Tov, soy papá. Espero que nos escuches. Sé fuerte, sé que eres fuerte. Sé que la fe te mantiene. Todos en casa te esperamos, aguanta un poco más”.

Merav Leshem Gonen, madre de Romi Gonen exclamó: “Te extrañamos pero somos fuertes. Estamos revolviendo el mundo entero por ti. No pensé que pasarían 100 días, estaba segura que volverías esa misma semana. Cuídense unos a otros, apóyense unos a otros, sean luz unos para otros. Te amo, conserva tu fortaleza porque eres fuerte”.

Leer más – Violento ataque a un Country de la zona de Canning en el Gran Buenos Aires

Shay Vankert, padre de Omer Vankert, dijo: “Hijo, sé que eres fuerte. Sé que estás en el infierno. Confío en ti que estás haciendo todo lo posible para protegerte. Estamos haciendo todo, no tienes idea de lo que estamos haciendo. Te mando fuerzas”.

Ciento treinta y seis israelíes continúan como rehenes en manos de Hamás en Gaza durante 97 días. Un informe médico publicado recientemente por la sede de familias de rehenes afirma que todos los secuestrados corren peligro real e inmediato después de tres meses en cautiverio.

El informe detalla las necesidades médicas de 38 rehenes, así como su estado de salud en el momento de su secuestro.

“Muchos rehenes fueron secuestrados en sus hogares sin dispositivos visuales, audífonos o dispositivos de movilidad, lo que empeoró su salud y su bienestar mental. Otros sufren problemas de salud mental, y otros resultaron heridos durante el brutal secuestro y aún no han recibido el tratamiento adecuado para lesiones que podrían empeorar y complicarse. Algunos padecen enfermedades por las difíciles condiciones en cautiverio, que incluyen tortura física y psicológica”.

“Estas poblaciones necesitan protección y tratamiento especial según el derecho internacional humanitario, debido a su mayor vulnerabilidad a daños físicos y psicológicos graves, potencialmente irreversibles, que podrían provocar la muerte en el peor de los casos o requerir atención médica inmediata”, dice el informe.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí