Diputado Leandro Santoro en su alegato contra la Ley Ómnibus: «En Israel lo primero que hubo fue un pacto político y un acuerdo social para desindexar la economía»

Leandro Santoro- Ley Ómnibus
Leandro Santoro- Ley Ómnibus

El viernes 2 de febrero los diputados argentinos aprobaron la llamada «Ley Ómnibus», enviada por el gobierno nacional. Denominada «Ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos», recibió media sanción en Diputados.

Uno de los diputados que se expresó en su alegato final contra la Ley fue Leandro Santoro, de Unión por la Patria. En su discurso mencionó al Estado de Israel como ejemplo que él tomaría para avanzar en el proceso de lucha contra la inflación.

Este es parte de su discurso:

«Y por eso se necesita un programa que impulse las exportaciones. Se la pasan hablando de otros ejemplos en el mundo. El caso de Israel: ejemplo que yo también tomo, para hablar de un plan de estabilización, desarrollo y de crecimiento. En Israel lo primero que hubo fue un pacto político y un acuerdo social para desindexar la economía. Para frenar la inercia inflacionaria. Qué lejos estamos en este país de construir un acuerdo político y un pacto social.

Leer más: «Nos sacaron del vuelo porque somos judíos», la grave denuncia de una pareja ultraortodoxa

La inflación galopante en Argentina ¿puede bajarse en un puñado de meses? En la década de los 80, Israel bajó de un golpe un índice de precios que marchaba firme a más de 400% anual a un 20%. Y muchos hablaron del ‘milagro israelí’. Un milagro doloroso por cierto, pero eficaz. ¿Qué se hizo?

Se lo llamó ‘programa de estabilización’ y tuvo por objetivo domar la pesadilla que perseguía a los israelíes. Era 1984, y los salarios eran engullidos por una hiperinflación que alcanzó el 444%.

¿Por qué había tanta inflación? Después de la guerra de 1973, la ‘Guerra de Yom Kipur’ (los ejércitos sirio y egipcio atacaron simultáneamente a Israel), vino un aumento del precio del petróleo que, junto a otros motivos, disparó la inflación en Israel.

En 1985, se buscó el remedio, bajo el gobierno de Shimon Peres. Y se aplicó la política de Estabilización Económica:

  • Estableció una devaluación de 20% de la moneda
  • Autorizó un aumento de precios de 20% a 30%
  • Impuso una considerable reducción de las subvenciones a los productos alimentarios (como el pan, la leche, la carne y el aceite) y a las exportaciones.
  • Aumentaron ciertos impuestos para reducir el déficit pero, sobre todo, se puso fin a la indexación, congelando los precios.
  • Todo, pero todo: artículos de supermercados, ropa, servicios, sueldos, presupuestos, tipo de cambio…quedó fijado al valor del día en que la nueva política entró en vigor.
  • Los trabajadores recibieron un aumento de salario de 14% en una sola vez, para compensar el alza de los precios.
  • Se ordenó al Banco Central ejecutar una política extremadamente restrictiva, a fin de que el nivel global del crédito no se modificara.

Cuatro meses después, a fines de octubre de 1985, el mayor logro había sido la reducción del gasto público. El déficit presupuestario, que representaba 16% del PNB el año anterior, había caído a la mitad. La inflación, por su parte, se redujo entre 10% y 20% por mes a 3% o 4%. Pocos meses después, el gobierno comenzó a levantar el congelamiento de algunos precios.

La política de estabilización ganó el respeto del mundo y sigue siendo estudiada en todas las facultades de economía, así como las severas críticas con las cuales fue recibida en sus inicios».

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí