Así es el plan que se analiza en Israel para ampliar reclutamiento de ultraortodoxos y árabes

Así es el plan que se analiza en Israel para ampliar reclutamiento de ultraortodoxos y árabes

Al declarar que “todos los segmentos de la sociedad” deben servir a su país, los ministros de Unidad Nacional, Benny Gantz y Gadi Eisenkot, presentaron el lunes un esquema para el alistamiento de árabes y judíos ultraortodoxos en el ejército israelí, informó Enlace Judío.

Dirigiéndose a los periodistas en la Knéset, los dos políticos condicionaron su apoyo a la iniciativa del gobierno en tiempos de guerra para extender los términos de servicio de las tropas de las FDI a la aceptación de su plan, que busca aumentar gradualmente el número de israelíes reclutados en el transcurso de la próxima década.

“Todo el pueblo de Israel, todos los sectores de la sociedad deben participar en el derecho a servir a nuestro país. Los desafíos son enormes y no se puede mirar a los ojos a quienes sirven y decirles que las cosas seguirán como hasta ahora”, declaró Gantz.

Calificó el plan propuesto como “una buena base” para acciones futuras basadas en “objetivos de reclutamiento claros y evolutivos”.

La cuestión de las exenciones jaredíes del reclutamiento obligatorio de Israel ha recibido una atención renovada desde el estallido de la guerra en Gaza, y en particular en las últimas semanas, después de que las FDI y el gobierno propusieron cambios a las leyes del servicio de seguridad y del servicio de reserva que supondrían un aumento significativo en el tiempo que sirven los reclutas y reservistas, debido a la escasez de mano de obra causada por la guerra y las hostilidades en la frontera norte.

La conferencia de prensa del lunes también se produjo cuando la Corte Suprema de Justicia ordenó al gobierno que explique por qué no debería anular una resolución gubernamental aprobada en junio de 2023, que instruía cuestionablemente a las FDI a no reclutar ultraortodoxos, hasta que la Knéset formule y apruebe nueva legislación sobre la materia.

Muchos, incluidos ministros del gabinete y parlamentarios de coalición aliados con partidos ultraortodoxos en el gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu, han exigido que los ultraortodoxos comiencen a alistarse para compensar la escasez de mano de obra.

El plan de Gantz y Eisenkot se compone de varios principios, el primero de los cuales es que una “mayoría absoluta de jóvenes” debe servir a su país.

Pidieron el establecimiento de una “dirección de reclutamiento unificada” para supervisar las exenciones y determinar dónde servirán los reclutas y propusieron el establecimiento de docenas de vías de servicio alternativas en “organizaciones reconocidas de seguridad, emergencia y caridad”.

Según el esquema propuesto, estas vías se “adaptarán a las necesidades culturales” de las diversas poblaciones de Israel y ofrecerán “compensación progresiva con énfasis en las líneas del frente”.

Leer más – Arzobispo emérito Héctor Aguer: «El tránsito al judaísmo por parte del presidente implica un incomprensible volverse atrás»

Si bien Gantz no propuso cuotas específicas de reclutas ultraortodoxos, indicó que el número debería aumentar gradualmente año tras año y dijo que si bien la mayoría de los ultraortodoxos serían reclutados bajo el plan, aún quedaría una “élite que continuará estudiando” y muchos servirán al mismo tiempo que estudian”.

El plan, tal como se presenta, es similar al propuesto por Gantz en 2021, mientras se desempeñaba como ministro de Defensa.

Reclutar a los ultraortodoxos se considera ampliamente como un problema político para Netanyahu, quien depende del apoyo de los partidos ultraortodoxos para mantener su coalición.

Los ultraortodoxos han disfrutado durante mucho tiempo de exenciones del servicio militar, protestando o rechazando órdenes de reclutamiento y tratando de consagrar la exención en la ley.

Muchos en el mundo ultraortoxo ven el servicio militar y una mayor integración con el mundo secular como una amenaza a su identidad religiosa y a la continuidad de sus tradiciones comunitarias insulares.

Los estudiantes ultraortodoxos reciben estipendios pagados por el estado por estudiar en las Yeshivot, en el marco de la ley que les permite recibir aplazamientos anuales del servicio militar hasta que alcancen la edad de exención.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí