El remedio israelí para la esquizofrenia que genera una enorme expectativa a nivel mundial

El remedio israelí para la esquizofrenia que genera una enorme expectativa a nivel mundial

Los buenos resultados de las pruebas clínicas de un nuevo remedio inyectable para tratar la esquizofrenia están creando una fuerte expectativa en el sector médico y dispararon la cotización de las acciones de la farmacéutica israelí Teva.

El gigante multinacional con sede en Tel Aviv está desarrollando junto a la biofarmacéutica francesa Medincell un nuevo medicamento antipsicótico (TEV-‘749) en base a la olanzapina, una droga cuya patente expiró en el 2011 y ahora se considera genérica, reportó Israel Económico.

Teva Pharmaceutical Industries, que cotiza en las bolsas de Tel Aviv y de Nueva York, vio el precio de sus acciones subir un 12,8 por ciento en medio de un alto volumen de operaciones en las sesiones del miércoles de esta semana.

Según reportó el diario económico israelí Globes, los papeles de Teva alcanzaron su cotización máxima de los últimos cinco años, con un precio por acción de 15,74 dólares, al tiempo que muestra una capitalización de mercado de 17.800 millones de dólares.

Globes destacó que «a los inversores les gustó» el hecho de que Teva confirmó recientemente sus perspectivas positivas de negocios (gracias a las ventas de genéricos en el mercado estadounidense) pero que «lo que realmente los entusiasma» es el avance de las pruebas con la olanzapina, actualmente en Fase 3.

«Si el fármaco llega al mercado, podría contribuir significativamente» a los buenos resultados de la firma israelí, señaló el portal, que también citó a un analista de Evercore ISI, Umer Raffat, según el cual las ventas podrían ascender a más de mil millones de dólares al año.

El banco suizo de inversiones UBS estimó que las ventas del remedio inyectable para la esquizofrenia podrían alcanzar los 875 millones de dólares para el 2030 y recomendó la compra de acciones de Teva con un precio objetivo de 19 dólares, un aumento del 20,7 por ciento sobre el valor actual.

Medincell y Teva dijeron esta semana que las pruebas con la olanzapina alcanzaron «su criterio de valoración principal al lograr reducciones» clínica y estadísticamente significativas «en todos los grupos» de pacientes que reciben la droga, frente a los que toman un placebo.

El fármaco, referido durante las pruebas como TEV-‘749, «fue bien tolerado y hasta la fecha no se observó ninguna incidencia de síndrome de sedación y delirio posinyección», aseguró el reporte.

Leer más – Levantaron el programa de Santiago Cúneo en A24 antes de su estreno

Se estima que unas 3,5 millones de personas están diagnosticadas con esquizofrenia solamente en Estados Unidos. Se trata de un trastorno mental crónico, progresivo y gravemente debilitante que afecta la forma en que uno piensa, siente y se comporta.

La esquizofrenia, destacó el doctor Eric Hughes, jefe médico de Teva, puede ser «una enfermedad devastadora tanto para las personas que la padecen como para sus familias».

«A menudo es una enfermedad crónica que dura toda la vida, pero al usar medicamentos de manera constante, las personas pueden encontrar la ayuda terapéutica que merecen», aseveró Hughes.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí