Marcelo Matlis Z»L (1967-2013)

A Marcelo lo conocí allá por 1994 cuando me convocaron para dirigir la primera división del Csis. Enseguida distinguí en él dos características: lo buena persona y que era “5”. No había duda de ninguna de las dos. La sonrisa era parte de su expresión y nunca se quejaba de nada, pero dentro de la cancha era un león que no daba por perdida ninguna pelota hasta el último minuto del partido.
El fue parte del equipo que se consagró subcampeón ese año detrás de Macabi. A partir de ahí nos quedó una relación de mucho afecto, no éramos amigos pero siempre nos veíamos y compartimos muchos momentos.
Con Mariela era “la pareja” del Csis, con ella conformó esa familia maravillosa con sus tres hijos, Francesco, Valentín y Simona. Con el tiempo Hebraica fue el club elegido para compartir con amigos y disfrutar a sus hijos.
Amaba a su familia, acompañaba a sus hijos en cada partido, viajó al Panamericano de San Pablo y en julio de este año a la Macabeada Mundial en Israel donde tuve la oportunidad de compartir algunos momentos. Siempre en familia. Le fascinaba ver jugar a sus hijos. Con la camiseta Argentina, siempre.
Amigo en serio de sus amigos. El “cinco” nunca tenía un «no» cuando lo llamaban para jugar y así fue que, después de un partido entre amigos, se sintiò mal y en una semana, de la manera más inesperada, falleció.

Un buen tipo, una maravillosa familia, un dolor muy grande.

Gustavo Szpigiel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here