El Papa, Peres y Abbas en una histórica invocación por la paz

El acto comenzará a las 13.15 hora argentina; también participará el patriarca ortodoxo. Se tratará de una oración interreligiosa que cada uno de los participantes rezará según su confesión. Reuniones por separado.

El papa Francisco y los presidentes de Israel, Simón Peres, y de Palestina, Mahmud Abbas, se reunirán hoy en los Jardines del Vaticano para “invocar” la paz en Medio Oriente en un acto sin precedentes que estará acompañado por meditaciones, oraciones y música.

La invitación a los dos líderes, fue gestada durante la peregrinación de Francisco a Tierra Santa, a fines de mayo, y el objetivo es rezar en un lugar neutro, al aire libre y sin connotaciones religiosas. Se trata de una “invocación” a la paz que harán sin discursos de carácter político, señaló el custodio de Tierra Santa, el franciscano Pierbattista Pizzaballa, organizador el acto.

“Será como una pausa de la política para contemplar el conflicto israelí-palestino desde lo alto”, señaló Pizzaballa, que precisó que el acto comenzará a las 18.15 (13.15 de Argentina).

También desde el Vaticano se destacó que no se tratará de una “oración interreligiosa” y que cada uno rezará según su confesión para invocar la paz.

Por esto, la ceremonia se desarrollará en tres actos, el primero dedicado a la comunidad judía, el segundo a la cristiana y el tercero a la musulmana.

En cada uno de esos actos se rezará una oración de agradecimiento por la Creación, donde se resaltará que “todos somos hermanos”; después se pasará a pedir “perdón por los pecados cometidos” y por último llegará la “invocación” por la paz.

El Papa y los presidentes de Israel y Palestina terminarán esta ceremonia con un discurso y después realizarán un “gesto de paz” con un apretón de manos y plantarán juntos un olivo.

El encuentro, el primero de este tipo, trata de involucrar a líderes religiosos en la resolución del histórico conflicto. Hasta hace más de una década, los principales políticos de la zona trataban de marginar la religión del conflicto político, en la creencia de que la participación de líderes religiosos solo complicaría aún más la situación y haría imposible llegar a una salida pacífica por la intransigencia de sus postulados.

El Vaticano, que hace ya tres décadas abandonó su postura oficial de querer ser parte de un arreglo político en Jerusalén, contribuyó a este cambio de percepción en la zona e hizo posible un diálogo interreligioso a favor de la paz. Antes de la ceremonia, Francisco recibirá primero a Peres y después a Abbas y mantendrá unos minutos de reunión por separado con cada uno.

Luego, los tres se encontrarán en la recepción de Santa Marta y se trasladarán al lugar del acto junto con el patriarca ecuménico y líder de la Iglesia ortodoxa, Bartolomé I, quien también fue invitado a la jornada. (Télam)

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here