Indignación por un video racista del padre de Marine Le Pen

El fundador del xenófobo Frente Nacional de Francia, Jean Marie Le Pen, apeló a una imagen del Holocausto para criticar a sus adversarios.

Por segunda vez en menos de 15 días, comentarios racistas del fundador del Frente Nacional (FN) francés, Jean–Marie Le Pen, provocaron escándalo, indignación y polémica. Esta vez el líder de la ultraderecha gala embistió contra artistas que tomaron posición en contra de su partido y refiriéndose a ellos dijo: “Haremos una hornada la próxima vez”, una referencia que remite a los campos de exterminio del nazismo.

En un video subido a la página web de esa agrupación, Le Pen cargó contra varios artistas críticos de su política, entre los cuales se destaca la cantante estadounidense Madonna, el humorista francés Guy Bedos, el músico Patrick Bruel y el cantante y ex campeón de tenis Yannick Noah.

Las palabras replican a la publicación que Madonna, en su cuenta de Twitter, hizo de la impactante portada del diario Libération de hace dos semanas, cuando el Frente Nacional ganó las elecciones europeas en Francia. Sobre un fondo con una bandera europea con el titular del diario, la cantante escribió: “Ucrania, Rusia, Venezuela … ¿y ahora Francia?”, comparando así la situación en los cuatro países.

Al conocerse los dichos de Le Pen, varias asociaciones antirracistas anunciaron que presentarán quejas y la ministra de Derecho de las Mujeres, Najat Vallaud–Belkacem, instó al partido a excluir a Le Pen de esa agrupación.

Al ver que la polémica crecía, el viejo dirigente negó cualquier connotación antisemita en sus declaraciones. Pero el daño ya estaba hecho e incluso dentro del propio Frente Nacional incomodó la nueva salida de tono antisemita. Su propia hija y líder actual dela agrupación, Marine Le Pen, salió a desmarcarse de los dichos de sus padres, a los que calificó de “error político”. “Estoy convencida de que el significado que se les dio a esas palabras es el resultado de una interpretación maligna”, comentó a la prensa, tras negar que su partido sea antisemita.

De su mano, el Frente Nacional lleva adelante una tarea de “desdiabolización”, negando su historia previa de prédica racista y xenófoba, que le ha dado buenos resultados electorales, a caballo de una crisis económica que hunde a millones de franceses, cada vez más seducidos por el discurso antisistema de los Le Pen y sus huestes.

El partido de ultraderecha ganó con el 25% de los votos en las elecciones europeas, por delante del partido conservador UMP (21%) y relegando al tercer lugar al Partido Socialista (en el poder), que sólo logró el 15%. Esa fue la primera vez que el Frente Nacional encabezó una elección nacional y superó el 20% de los votos.

Cuatro días antes de esos comicios, a los cuales se presentó para renovar su banca, Le Pen sacudió a la opinión pública de Francia al decir: “ Tres meses de Ébola pueden arreglar la explosión demográfica mundial y detener la inmigración masiva”, en referencia a ese virus mortal que se propaga en algunos países africanos. Estas palabras no fueron grabadas por sorpresa sino que las dijo ante un grupo de periodistas y políticos, antes de brindar un discurso en el Palacio de Europa, en la ciudad de Marsella.

“Mis ideas son radicales, incluso infecciosas. Monseñor Ébola puede arreglar todo en tres meses”, lanzó Le Pen padre y subrayó el “riesgo de hundimiento” que pesa sobre Francia por “la inmigración y la pobreza en el mundo”, que lleva a “un reemplazo de nuestra población”.

En el mismo acto, Le Pen, condenado en Francia en una veintena de oportunidades por declaraciones racistas o antisemitas, profundizó su teoría de “inmigración masiva” y también le apuntó a la comunidad musulmana.

“Este fenómeno de inmigración masiva se agrava en Francia por un hecho religioso: una gran parte de esos inmigrantes son musulmanes, una religión que tienen una vocación conquistadora y más fuerte se siente cuando es más numerosa”, remarcó.

Eurodiputado desde 1984, Le Pen participó como paracaidista en las guerras coloniales de Indochina y Argelia. Anoche, el Congreso Judío Mundial condenaba sus comentarios por “antisemitas”. (Clarín)

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here