Claudio Avruj: «Las fuerzas de seguridad tienen que ahondar en su preparación en los Derechos Humanos»

El presidente del Museo del Holocausto, Claudio Avruj dialogó con VIS A VIS en el marco de la firma del convenio entre la Policía Federal y el Museo del Holocausto para la capacitación de las fuerzas de seguridad en temas como la Shoá y la discriminación. La presentación se llevo a cabo hoy en la sede central de la policía.

«La firma del convenio marco es de mucha importancia para el museo y para la comunidad judía. Este convenio es consecuencia de 20 años de trabajo que viene haciendo el Museo del Holocausto junto con la policía dando charlas, capacitando a las cámaras de cadetes, explicando y enseñando sobre la Shoá, llevando testimonios de sobrevivientes y apuntando siempre a complementar la formación en Derechos Humanos que las fuerzas de Seguridad del país tienen que tener», enfatizó Avruj.

Durante la entrevista el presidente del Museo comentó que los cursos ya se vienen implementando, pero que ahora se formalizarán a través del comisario Perez, quien es responsable del área anti discriminatoria de la Policía Federal, y sobre este tema señaló: «Vamos a articular todas las visitas y las clases especiales, tanto a los cadetes como a los oficiales, en temática de la Shoá y de la discriminación. Serán charlas presenciales con la participación de profesionales y sobrevivientes, y con la ayuda de material bibliográfico provisto por el museo. Además de la visita al Museo del Holocausto».

«Este convenio tiene un significado que va más allá de la policía federal habla del desarrollo que va teniendo la sociedad argentina en estos 30 años de Democracia, en donde se entiende que las fuerzas de seguridad tiene que ahondar en su preparación en los Derechos Humanos y tienen que ser amplias, abiertas, favorecer el dialogo ecuménico, y que deben trabajar contra el prejuicio de la discriminación», expresó Claudio Avruj en la entrevista.

Por último, el presidente del Museo de la Shoá comentó acerca de los resultados que viene obteniendo este curso: «No siempre se ven los resultados en lo inmediato, pero uno debe estar convencido que esto es una siembra permanente. Una de las cosas más significativas es la sensibilización de los cadetes cuando escuchan el testimonio de los sobrevivientes; esa posibilidad que se les da a la gente que tal vez no conoce la temática de la Shoá de ver fotos, aprender a través de las películas y tocar a un sobreviviente abre el corazón y la sensibilidad de una manera enorme. Esto a la larga produce cambios positivos que tienen que ver con el respeto a la convivencia y a que la gente se esmere para ser una mejor persona».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here