‘La Casa del Sueño’, el museo hebreo de Sevilla

El Ayuntamiento estudia una propuesta para crear en los Jardines de Murillo un espacio en el que recordar el pasado sefardí de la ciudad.

Un nuevo museo para recordar a la comunidad hebrea sevillana medieval, acogiendo su memoria y dando un nuevo enterramiento a los restos funerarios exhumados de su cementerio en las excavaciones arqueológicas para que regresen a su lugar tradicional. Con esta filosofía nace La Casa del Sueño, propuesta presentada por el arqueólogo sevillano Fernando Amores y por la museóloga israelí Renée Sivan, para recodar el pasado sefardí de la ciudad de Sevilla y restituir la memoria de los judíos sevillanos. El Ayuntamiento se encuentra estudiando este proyecto que sumaría un nuevo atractivo turístico a la ciudad y la enfocaría hacia la comunidad hebrea y su turismo. Para ello, se hace necesaria una colaboración público-privada que permita musealizar el espacio que se ha propuesto.

El propio delegado de Turismo del Ayuntamiento,Gregorio Serrano, informó el pasado miércoles que manejaban una propuesta para “poner en valor” los restos del cementerio sefardí hallado durante la construcción, a mediados de los 90, del aparcamiento subterráneo de la calle Cano y Cueto, como publicó este jueves este periódico. El proyecto que maneja el Ayuntamiento va mucho más allá de recuperar esos restos que fueron exhumados y ahora se encuentran almacenados en el Museo Arqueológico.La Casa del Sueño se presenta con los objetivos de “informar sobre el pasado judío de la Sevilla medieval”, “servir de punto de información sobre la comunidad sefardí”, “restituir la memoria de los judíos sevillanos”, “servir de lugar de reflexión sobre la convivencia de los pueblos y los credos”, “transmitir emociones sobre la memoria, la identidad y el olvido” y “renovar y dignificar el sentido del entorno como cementerio hebreo histórico”.

Para materializar este museo se ha elegido la llamada Casa del Jardinero Mayor, una edificación de 156 metros cuadrados que se encuentra aislada en el extremo norte de los Jardines de Murillo. Se trata de una edificación de estilo regionalista, obra de Juan Talavera, de propiedad municipal y adscrita a la Delegación de Parques y Jardines. Los creadores del proyecto resaltan su importancia: “Esta propuesta nos parece fundamental por el valor simbólico que ofrece. Tras la expulsión de su patria hace siglos, Sevilla les dota ahora de una casa propia, acogiéndolos como vecinos. Esta casa ha de ser física y espiritual a la vez”.

Otro de los pilares del proyecto es el de recuperar el sentido de cementerio para el área funeraria medieval. La Casa del Sueño acogería en su entorno inmediato de los jardines lasinhumaciones de los restos hallados en las excavaciones arqueológicas recientes. “Los jardines perimetrales exteriorizarían de algún modo -a concretar en el proyecto museográfico- las nuevas tumbas que se inhumarían en el área. Los criterios y rituales de la nueva inhumación de restos habrían de estar asesorados por autoridades religiosas hebreas”.

El proyecto no relata de manera pormenorizada la propuesta museográfica por no conocerse en detalle las características de la edificación que se ha seleccionado, pero sí se recoge cómo deberían ser las líneas maestras: “La Casa del Sueño, como museo conmemorativo de la comunidad judeo-sevillana, ha de ser el lugar donde se exhiba información sobre la historia de la comunidad, del contexto socio-político, reconstrucciones virtuales del barrio, de su cementerio, o de edificaciones relevantes. Asimismo, puede recoger objetos procedentes de las excavaciones arqueológicas del barrio, pasadas y futuras, y otros elementos, como los sellos judíos de la colección arqueológica municipal”. También se propone repartir folletos o guías on-line sobre el patrimonio judío existente en el barrio. El proyecto identifica como fundamental el retorno a Sevilla de la lauda sepulcral de R. Salomo ben Abraham, propiedad del Arqueológico sevillano y actualmente depositada en el Museo Sefardí de Toledo, “donde pasa desapercibida en el patio”. También se propone incorporar en el museo la audición ambiental de romanzas sefardíes o aprovechar las nuevas tecnologías para desarrollar “propuestas ágiles y atractivas de comunicación social sobre cualquier aspecto”.

La denominación de La Casa del Sueño ha sido elegida por ser “parte sustancial del contenido emocional que se le añade al museo”. Con ello, “se afirma el carácter y sentido de hogar y residencia”, además de identificar el sueño “con la muerte en el sentido de descanso de los difuntos hebreos a los que protege y evoca la edificación”. El sueño también se relaciona con “el sueño del pueblo judío, el tradicional de vivir en paz en las distintas patrias en que fueron quedando; el perenne de volver a su tierra prometida”. Igualmente, se evoca el sentido bíblico del término sueño, “muy próximo y recurrente ya que, según la tradición y los textos bíblicos, Yahvé lo usaba para ponerse en contacto con el hombre”.

Fuente: diariodesevilla.es

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here