“Mónica Goldstein. Estos 20 años” Análisis de Eduardo Chernizki

En la Archimboldo Galería de Arte, que dirige y realiza la curaduría Pelusa Borthwick, se expone hasta el 20 de noviembre una muy interesante muestra denominada “Mónica Goldstein. Estos 20 años” que celebra veinte años de relación entre artista y galerista, sobre la que Mónica Goldstein, nos dijo “Con Pelusa mantenemos una relación hace 20 años, lo que no es común, además es una relación de amistad creada a lo largo de los años”


La muestra incluye unos impactantes dibujos lineales sobre papel, libros de artista y cuadros en los que se aúnan óleos con fotografías.

1)

 Mónica Goldstein, nacida en Buenos Aires, donde vive y trabaja comenzó a estudiar pintura de niña, formándose primeramente con Adriana Dellepiane (taller infantil Paul Klee) y luego con Eva García y también tomó cursos de teoría del arte con los profesores Elena Oliveras, Fermín Fevre, Rosa María Ravera, Teresa Volco, Valeria González, Alicia Romero y Marcelo Giménez.


Sobre sus inicios nos dijo “A los 10 u 11 años fui a un taller infantil, y a los 15 gané un tercer premio internacional en Nueva Delhi, India, en un concurso en donde participaba el taller infantil Paul Klee, el Shankar’s International Children’s Art Competition, cuya edad tope era 15 años y en el que intervinieron 80 países, con pintura al óleo”.

Sobre la obra de esta artista Pelusa Borthwich afirma “Mónica Goldstein exhibe libros de artista (género del que es un referente en el país), páginas de libros y también imágenes de su Reino de Taa-Ga sobre soporte rígido, en el que despliega la técnica de fotografía y pintura. El transfer de foto sobre papel y la tinta aplicada sobre calco vegetal realzan la atmósfera cósmica de su obra. El desarrollo de su lenguaje visual sobre el doble soporte de dos dimensiones planas sobre la pared y de tres dimensiones de volumen en el espacio, integra a Mónica Goldstein al staff de artistas contemporáneos argentinos que investigan nuevas formas de plasmar los requerimientos expresivos de la obra que producen”.

                                                    1)
Por su parte hace unos años Felipe Noé opinó “La relación sígnica entre el lenguaje de la escritura- proyección del lenguaje hablado – y el lenguaje de la pintura y de las artes plásticas en general es un elemento que cada vez más toma importancia en las búsquedas artísticas actuales. Mónica Goldstein se halla en este camino desde hace cinco años y con una aproximación muy personal de ello valorizando al libro en sí mismo en su presencia plástica, en una síntesis entre lo sensorial y lo conceptual.

Al recorrer la muestra que comentamos llaman poderosamente la atención los dibujos linéales, que se asemejan a una cadena montañosa, los que son explicados por la artista de la siguiente manera “Son un trabajo de síntesis, estas líneas tan simples que se pueden ver parten de dibujos clásicos efectuados como ejercicios, hechos en la montaña a lo largo de distintas épocas de diferentes años en la cordillera, en Salta y en Jujuy, antes de que esa zona sea declarada Patrimonio de la Humanidad. Tiempo después empecé a trabajar esos dibujos y también fotografía tomadas en el Salar de Uyuni. En esos paisajes en los cuales casi no hay vegetación porque son rocosos, se percibe un silencio especial que me llevaba a un estado particular que traté de recrear en mi taller y los simplifiqué hasta quedar en estas líneas”.

Mónica Goldstein comenzó a exponer en muestras colectivas en 1974, las que suman más de cien, participar en cerca de una treintena de salones y que desde 1976 a la fecha tiene en su haber 24 muestras individuales, habiendo obtenido, además del premio mencionado anteriormente el tercer premio en dibujo en el Salón Universidad de Belgrano (1987), Coppa en el Premio Internazionale Giuseppe Pascetti, en pintura, en Florencia, Italia (1989); Medalla de plata en la Bienale Internazionale dell’ Arte Contemporánea, también en Florencia (1997) y Mención del Jurado en el Salón Nacional, en grabado (2010).

2)

También los libros de artista expuestos en “Mónica Goldstein. Estos 20 años” son muy interesantes y la artista al respecto explica: “Comencé a hacer libros de artista a fines de los años ‘80, pasando por épocas muy diferentes dentro de la producción de ese tipo de obra, pero están imbricados con el resto de mi trabajo. Uno de mis libros de artista “Mi principio, mi fin” fue seleccionado en concurso en México, se inicia con esta misma cadena de montañas, se despliega, tiene otros dibujos y termina con la misma cadena de montañas. No hay diferencias en el clima y en el tema, a nivel creativo la producción de un libro de artista es mucho más compleja y lleva mucho más tiempo, porque el dibujo es sólo una parte del libro”.

1) Libro de artista, ejemplar único. Técnica mixta. 2003. 10 cm x 12 cm x 6,5 cm

2) Fragmento. «Cada uno toma los límites de su propia visión por los límites del mundo. » Arthur Schopenhauer. Tinta sobre papel, 2009, 5.50 m x 1.50 m.


Obra seleccionada en la Bienal Nacional de Bahía Blanca 2013, fue expuesta en
el Museo de Bellas Artes y Museo de Arte Contemporáneo de Bahía Blanca.
Autor análisis ;
Licenciado: Eduardo Chernizki 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here