Sergio Berni: »Nos vamos alejando de la teoría del suicidio»

Luego de la carta que publicó hoy Cristina Fernández de Kirchner, en la que afirmó que la muerte de Nisman «no fue un suicidio», el secretario de Seguridad de La Nación, Sergio Berni, se retrotrajo de sus dichos. En un principio, había asegurado que el fiscal Nisman se había suicidado. Ahora, expresó que por «los elementos que han venido apareciendo, nos vamos alejando de la teoría del suicidio».

Además, dijo que le inició un sumario administrativo a los custodios de Nisman para «saber cómo actuaron el día de la muerte».

En diálogo con radio La Red, el funcionario dijo que tras la declaración del cerrajero, «existe la posibilidad fáctica de que alguein haya salido por la puerta de servicio».
«Me parece que a medida que se van descubriendo elementos nuevos en la investigación se van poniendo a la luz diferentes aspectos que no son menores. La aparición de la persona que le presta el arma, el interrogante de por qué le prestó el arma. Son elementos que nos permiten alejarnos de la teoría del suicido», aseguró Berni.
La nueva postura del secretario de Seguridad contradice lo que comunicó la propia cartera para la que trabaja. Según el comunicado oficial difundido por el Ministerio de Seguridad el lunes a la madrugada, cuando la madre del fiscal intentó entrar al departamento por la puerta secundaria «constató que la puerta se encontraba cerrada con la llave colocada en la cerradura por dentro».
«No se puede descartar. No se puede caer en el simplismo de decir que fue un suicidio común. Puede ser un homicidio. Puede ser inducido, pero para esto tiene que comprobarse si fue un suicidio», aclaró hoy Berni. Asimismo, el funcionario informó que comenzó una investigación a los oficiales encargados de custodiar al fiscal para saber cómo actuaron la noche de la muerte. «He pedido un sumario administrativo para determinar que hicieron minuto a minuto los custodios del fiscal y por qué se demoraron tanto en avisar», informó. Reveló que por orden del propio Nisman, los guardaespaldas se retiraron el viernes y regresaron el domingo. «Estuvo todas esas horas si custodia», aclaró.
De igual forma, sembró dudas en el hecho de que el fiscal haya solicitado una arma para reforzar su seguridad. «Un fiscal no deja de conocer la diferencia entre un 22 y un calibre grueso. Sabe que la 22 para defensa personal es insuficiente. Nadie usa un calibre 22 para defensa personal y menos teniendo a 10 custodios. Nos vamos enterando de estas situaciones que dejan todavía interrogantes. Para defensa personal un 22 es insignificante. ¿Por qué un fiscal que se sentía tan amenazado pide un 22?, reiteró.
«Obviamente esto ha causado mucha conmoción. Es el dato mas relevante de muestra democracia que el fiscal que ha acusado a la Presidente haya aparecido de la forma en la que apareció», expresó el funcionario, quien no dudó en vincular la denuncia con la muerte del edificio Le Parc en Puerto Madero. «No es un episodio común. No es un episodio aislado. No es lo mismo la muerte de la fiscal con la denuncia denuncia que sin la denuncia», añadió.
Dijo que el trabajo de ahora en más para la fiscal Viviana Fein tiene que ser arduo, pero destacó la necesidad de darle el apoyo necesario para que avance con la investigación. «Tenemos que darle todas herramientas a la justicia para realizar todos los peritajes», sostuvo. Entre otros temas, apuntó contra la Secretaría de Inteligencia y dijo que representan un peligro al que «sólo la Presidente tuvo el valor de enfrentar». «Si serán peligros no nadie tuvo la audacia de generar los cambios que generó esta Presidente. Nadie tuvo la decisión de hacer los cambios que se hizo. Hay que tener el valor y coraje por sobre todas las cosas. Hay que tener tranquilidad de conciencia para hacer esto», expresó.
Sobre la noche de la muerte, Berni reiteró que llegó al departamento del fiscal hacia 1:30 y que el juez, la madre y efectivos de Prefectura ya estaban en el lugar. Contó que la mamá de Nisman le informó que el médico de Swiss Medical que atendió al fiscal «certificó la muerte sin tocar el cuerpo».»Cuando me dijo eso, pregunté que dónde estaba el certificado de defunción y me dijo que no había. Que el médico no había querido tocar nada, lo miró de lejos y dijo que estaba muerto. Por mi experiencia, no se puede asegurar la muerte de nadie sin siquiera ver los signos vitales», añadió.
«No se debe descartar ninguna hipótesis. A medida que va pasando el tiempo, se van aclarando las cosas. Todo el mundo entiende que fue una operación en contra del Gobierno», sentenció.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here