Hace dos años, Jorge Bergoglio se convirtió en el Papa Francisco (VIDEO)

Este viernes hace dos años, el argentino Jorge Mario Bergoglio se hizo Francisco, Papa universal elegido por el Cónclave en la Capilla Sixtina. Su revolución evangélica, su adhesión radical al Evangelio que ha hecho crecer en forma extraordinaria la cercanía de la Iglesia con la gente en la frontera de la misericordia, con un lenguaje a veces fuerte en el combate contra la exclusión social, la desigualdad, la marginalidad en todos los niveles, el descarte de los débiles pobres y sufrientes, componen un «mensaje incomodo» como afirma el obispo Giancarlo Bregantini, muy vecino a Bergoglio, que fastidia y mueve al rencor a muchos sectores conservadores.

Francisco ha limpiado la Iglesia, ha cumplido lo que dijo unos dias antes de entrar en el Cónclave a los cardenales electores, convenciéndolos que era él el hombre del destino de una Iglesia sacudida por la renuncia del Papa Benedicto XVI, los escándalos de la Curia Romana, los robos en el IOR, el banco pontificio y las peleas internas en el gobierno central de la Iglesia que decidieron a Joseph Ratzinger a dimitir, un gesto que se reveló extraordinario y cambió la historia de la Iglesia.

En aquel encuentro precónclve en el Vaticano en el que los purpurados debían decir lo que pensaban de una Iglesia fuertemente desprestigiada también por la cadena sinfin de los casos de abusos sexuales del clero y la «cultura» dominante de las jerarquías de tapar los escándalos y postergar a las víctimas, Bergoglio denunció el «narcisismo teológico» reinante, la enfermedad muy grave que sufría la iglesia porque cada día se encerraba más en sí misma. Jorge, arzobispo de Buenos Aires, dijo que había que salir a las periferias geográficas y existenciales, acompañar a los marginados, redescubrir la vocación por la misericordia y el perdón.

Esta es la esencia del programa de pontificado que ha cumpido Francisco y que ha sido estampado en el documento más importante de su gobierno: «La alegría del Evangelio», conocido a finales de 2013.

El mensaje continuo del Papa argentino ha sido recibido con entusiasmo por el pueblo católico en el mundo. Un estilo directo, campechano, sincero con la gente un empeño en favor de los pobres, resumidos en una frase que retrata el crecimiento impresionante de las injusticias sociales, como muestran todos los datos: «Esta economía mata».

Fuente: Clarín

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here