Barcelona reúne por primera vez en 600 años ocho «Hagadas del siglo XIV»

El Museo de Historia de Barcelona (MUHBA) reúne por primera vez en 600 años ocho ‘Hagadás’, los manuscritos que contienen el ritual de la cena pascual judía, realizados en la ciudad y su entorno durante el siglo XIV, y que se dispersaron por el mundo a raíz de la expulsión de los judíos.

Entre el 26 de marzo y el 5 de julio, el Saló del Tinell, la sala de recepción del Palacio Real Mayor de Barcelona, acogerá estos libros en la exposición Hagadás Barcelona. El esplendor judío del gótico catalán, acompañados por otras piezas de la época, con el objetivo de dar a conocer y hacer un reconocimiento a “la herencia judía”.

Con el recorrido que han preparado, los comisarios Ana Bejerano, Josep-Lluís Carod-Rovira y Manuel Forcano quieren destacar que Barcelona, sede en el siglo XIV de una monarquía y plaza importante en el comercio mediterráneo, contaba con una importante comunidad judía, nada ajena a las actividades culturales. En Hagadás Barcelona subrayan que el siglo XIV fue un período de esplendor del arte gótico y de la iluminación de libros, entre los que se encuentran estos ‘Hagadás’, de los que se tienen localizados catorce, diseminados en diferentes ciudades, aunque por problemas de conservación sólo han podido viajar ocho.

Para el teniente de alcalde de Cultura, Jaume Ciurana, con la exposición “se ofrece a la ciudad un conjunto de piezas excepcionales, que difícilmente podrán volverse a ver juntas”. Por su parte, el director del MUHBA, Joan Roca, ha recordado que en el año 2012 el Metropolitan de Nueva York mostró una de estas piezas durante el verano “y fue todo un acontecimiento”, por lo que esta muestra de ahora “ya ha despertado el interés en todo el mundo”.

Gracias a la exposición, se puede conocer desde dónde estaban situadas las comunidades judías más importantes de la Catalunya de la época a cómo acabó la aljama de Barcelona, muy atacada en el mes de agosto de 1391. Asimismo, el público puede descubrir que la Pascua judía o ‘Péssah’ es la fiesta más destacada del calendario religioso judío, que se remonta a los tiempos bíblicos y se celebra en familia, con una cena solemne y festiva, en la que los niños son los grandes protagonistas, como queda plasmado en los libros.

En las primeras décadas del siglo XIV, en tiempos de expansión económica y de crecimiento urbano, la Barcelona del gótico es también la de la elaboración de los libros judíos iluminados, destacando los ‘Hagadás’ y otros manuscritos con sus miniaturas en pergamino o, en las obras más refinadas, sobre vitela.

Una vez acabada la escritura de la obras, se realizaban los trabajos de dibujo, y en las más ricas se aplicaba el pan de oro. Posteriormente, se coloreaba con una gran variedad de pigmentos, que podían aplicarse con goma arábiga, huevo y colas de diferente origen.

Los libros que se exhibirán en la capital catalana son el Hagadá de Barcelona, Hagadá de Cambridge, Hagadá Kaufmann, Hagadá de Poblet (el único que se conserva en Catalunya, en el Monasterio de Poblet, y que es uno de los más pequeños), Hagadá Rylands, Hagadá Módena, Hagadá Graziano y Hagadá Mocatta. Están custodiados en instituciones de Londres, Budapest, Cambridge, Manchester y Nueva York por su valor artístico.

También se exponen otras piezas originales como el Maimónedes de Copenhague, el Mahzor Catalán, o un sello para marcar panes ázimos. Lo que no se ha conseguido, a pesar de intentarlo hasta el último momento, ha sido traer a Barcelona el Hagadá Sarajevo, considerado en Bosnia como un tesoro nacional, porque la situación allí “es complicada”, según el director de Patrimonio de Barcelona, Josep Lluís Alay.

Fuente: Página web Diario Judio