Timerman: ‘No me arrepiento de haber impulsado el Memorándum»

El ministro de Relaciones Exteriores Héctor Timerman cargó este miércoles contra el fiscal Gerardo Pollicita y la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman. Aseguró que «nunca» pronunció las palabras que le adjudican en el presunto «encubrimiento criminal» de Irán en la causa por el atentado a la AMIA.

La entrevista, realizada en el programa Guetap por radio Vorterix, comenzó por centrarse en el impulso bélico que Reino Unido encaminaría hacia las Malvinas luego de un presunto proyecto argentino-ruso de «invadir las islas».

Sin embargo, al intentar preguntarle por la denuncia de Nisman y la acusación que pesa en su contra como partícipe del presunto encubrimiento de Irán, el canciller argentino reaccionó criticando a los entrevistadores: «Eso no tiene nada que ver con Malvinas. Pensé que íbamos a hablar de Malvinas. Bueno, Malvinas ya pasó. No me preguntaron nada más por Malvinas».

Ante una repregunta, declinó su actitud y aceptó responder: «Espero el fallo de Cámara por todo el interés que hay sobre el tema, por una falsa acusación que se me hizo y a la Presidenta y a otras personas más por algo que nunca existió. No hay pruebas y no tiene ningún sentido. Es solo una forma de atacarnos a la presidenta, a mí y a Larroque. Nisman inventa diálogos en donde no participé».

Y añadió: «Ponen en boca mía palabras que yo nunca dije. Ponen en mi boca acciones que yo nunca tomé».

Ante la pregunta sobre qué pienso sobre que Pollicita declaró que las medidas de pruebas inclusive sirven para despejar dudas sobre los acusados, respondió: «Pollicita no tiene nada. Eso es como decir ‘no tengo nada’. Si el fiscal Pollicita tiene pruebas por supuesto que voy a ir juicio y me defenderé».

«Veinte años esperamos y podríamos haber seguido esperando veinte años más o podemos seguir buscando alternativas para traer a los sospechosos a un juicio y ver qué sucede en la Justicia. Decir como ‘no tengo pruebas, abramos a prueba’ como hizo Pollicita es como hacía la dictadura, es tratar de obligar a la persona acusada que es inocente. Ni Pollicita ni Moldes tienen que porqué defenderme», apuntó.

Negó, asimismo, estar arrepentido de haber lanzado el Memorándum de Entendimiento con Irán. «No estoy arrepentido, para nada. Fue el avance más importante que tuvimos en estos 20 años. Si no, podemos seguir haciendo actos todos los 18 de julio. Creo que lo hay que hacer es políticas activas. Tal vez para muchos podía ser seguir haciendo actos y acusando. Pero buscamos un camino alternativo que pueda llevar al juez interrogar a los sospechosos y ver si ellos son responsables del atentado a la AMIA. No tenía ningún sentido seguir el camino de la inacción. Están bien los homenajes, pero si no hay Justicia… ¿qué es lo que quieren los familiares? Justicia».

Aunque aclaró: «El Gobierno no hace Justicia, no es juez. El Gobierno ayuda con herramientas como el Memorándum». Al recordársele que la Cámara había declarado inconstitucional el acuerdo bilateral, Timerman insistió: «No es inconstitucional. A la Justicia le falta todavía. Está en proceso»

Por último, negó algunos puntos del fallo de Cámara al asegurar que dijo la verdad a los diputados: «Yo no mentí. Yo no mentí a los legisladores».

La posición argentina sobre Malvinas. «Ayer elaboramos una respuesta que es lo que venimos declarando desde hace muchos años, que es abogar por un camino de diálogo, de resolución pacífica de conflictos, aceptar las resoluciones de las Naciones Unidas, que es todo lo contrario a lo que hace Inglaterra, no sólo en Malvinas sino también en el mundo».

«Inglaterra se rige por una posición unilateralista y militarista.  Apuestan a una creciente industria armamentista de la cual ellos son uno de los principales proveedores. La verdad es que es lamentable como un país como Inglaterra que es uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad. Siendo miembro del Consejo de Seguridad son quien más viola normas de ONU», remarcó.

Y concluyó: «La posición de Inglaterra respecto de Malvinas es un acto de agresión y electoralista. Todas estas políticas de agresividad e imperialismo se usan para que un sector de la sociedad británica vote al partido Conservador».

Fuente: Perfil / Vorterix
Foto: DyN

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here