Para el Gobierno, la decisión de la Cámara Federal »deja en absurdo la denuncia de Nisman»

«Wado» de Pedro sostuvo que es «una denuncia política» y habló de «desetasbilización». Aníbal Fernández apuntó contra el juez que falló a favor y Timerman aseguró que la acusación «es totalmente falsa».
Luego del rechazo de la Cámara Federal a la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman sobre el supuesto encubrimiento a Irán en la causa AMIA, desde el Gobierno salieron a celebrar el fallo y opinaron que la acusación «no tiene ningún sustento legal».
«La decisión confirma lo que veníamos diciendo: que es una denuncia política, una denuncia inexistente en materia penal», observó el secretario general de la Presidencia, Eduardo «Wado» de Pedro.
«La confirmación de ayer no hace más que ratificar lo decidido por el juez (Daniel) Rafecas, que demostró que la denuncia no tiene ningún sustento legal, no está basada en hechos reales y forma parte de una operación política de desestabilización contra la Presidente y no de una investigación sobre un hecho real», interpretó De Pedro, al término de un acto en la ciudad bonaerense de Mercedes con el ministro de Interior, Florencio Randazzo.
En esa línea, comentó que analizó el tema junto al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, con quien coincidió en que el fallo de Rafecas y su posterior confirmación por parte de la sala I de la Cámara Federal «deja un poco en absurdo la denuncia del fiscal Nisman».
Ayer, la Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó, en voto dividido, la desestimación de la denuncia penal contra la presidente Cristina Kirchner y el canciller Héctor Timerman, entre otros, por el presunto encubrimiento de los acusados por el atentado a la AMIA mediante el Memorándum de Entendimiento con Irán.
Más temprano, Aníbal Fernández había opinado que la causa «tiene que terminar» ya que hay «inexistencia de delito». Y aseguró que Nisman «hizo quedar al país como el diablo ante el mundo».
El ministro coordinador analizó el fallo de los tres camaristas, y criticó los argumentos de Carlos Farah, el único que votó a favor de abrir la investigación. «El doctor dice que sólo alcanza una mínima verosimilitud para que se pueda presentar una denuncia y comenzar un investigación. Aceptarse una mínima verosimilitud de un fiscal que tiene 40 personas trabajando para él, que tiene un presupuesto de 34 millones por año, que hace dos años que está investigando, es inaceptable, es una vergüenza», señaló.
En tanto, resaltó que tanto Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, quienes votaron por la ratificación del fallo anterior del juez Carlos Rafecas, hicieron hincapié en la «inexistencia de delito», y dijeron «cosas fortísimas, hablaron de delirio y de que no se puede salir de excursión de pesca» con una denuncia.
Por su parte, el canciller Timerman comentó: «Todos los diálogos que me adjudican no existieron,las reuniones que dicen que sucedieron no existieron tal cual las describe el fiscal Nisman,las intenciones no existieron y lo que nosotros queremos es resolver la causa de la voladura del atentado terrorista».
«Nosotros queremos que las víctimas de la AMIA también tengan justicia como también tuvieron las víctimas del genocidio que sucedió en la Argentina durante la dictadura, y estas banderas no se bajan nunca», insistió.
Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here