Adelanto del libro de la prima de Alberto Nisman: «Lo asesinaron y el poder está involucrado»

Andrea Garfunkel es recordada por una desgarradora carta que se difundió días después de la muerte de su primo, Alberto Nisman. Ahora publicó el libro In Memoriam, en el que asegura que al ex fiscal de la causa AMIA lo mataron. Para ello, basa su hipótesis en detalles de su intimidad y su relación con él. Incluso, sostiene que «el poder está involucrado» y que por eso no se esclarece el caso.

«Mi primo Alberto dormía con pijama. Al despertar cada mañana -como cualquier hombre-, se lo quitaba y lo dejaba tirado. Quien haya podido acceder a las imágenes de su dormitorio que constan en el expediente, descubrirá el pijama de mi primo doblado sobre una banqueta al costado de la cama. Ese detalle «intrascendente» tiene una única explicación: mi primo Alberto, el sábado por la noche, no durmió en su cama. No hubiera podido. Agonizaba en el baño. Caso resuelto», escribió Garfunkel en el capítulo Enseñando a Asesinar.

«Cuando el poder está involucrado, la verdad acaba siendo un nuevo desaparecido, un desaparecido más. No existe esclarecimiento posible si se actúa sólo con el ánimo de la obstrucción, que desvía irremediablemente el rumbo de cualquier caso en el laberinto intencional y malicioso de la irresolución y de la impunidad. Un nuevo caso de encubrimiento», agrega en uno de los capítulos. Luego cuenta detalles íntimos de la vida de Nisman y habla de la existencia de un «magnicidio».

Asimismo, critica la posición adoptada por la Presidente tras la muerte del fiscal en el edificio de Le Parc en Puerto Madero. «Cristina se instala en la zona en donde se siente más cómoda, el conflicto como hábitat de confort, y allí se asienta porque salir de ahí implicaría reconocer a otro que podría tener razón. […] Algunos políticos sostienen que es una argucia política; yo, sin embargo, me inclino por creer que no es más ni menos que un típico caso de personalidad delirante […] Los delirios son irreductibles para quien los padece y no hay círculo íntimo capaz de revertirlos. Algunos buscan ayuda en un sabio, otros consultan el horóscopo chino o se alían con aquellos países que padecen el mismo delirio persecutorio para reforzar su alucinación. Lo grave aparece cuando, en nombre de esa realidad supuesta, se reacciona dándola por cierta y actuando con violencia contra aquellos que creen sus enemigos, llegando hasta cometer persecuciones, incluso perpetrar o fomentar crímenes. El asesinato de mi primo Alberto es una clara secuela de su desajuste», escribió en el segundo capítulo.

A continuación, el prólogo:

Del vasto maremágnum de Literatura que ofrece el mercado editorial en su conjunto, prefiero siempre leer aquellas obras que me interpelan, que me provocan; que me sitúan en el lugar de la incomodidad. Entiendo que esa escuela autoimpuesta hizo que mi oficio de escribir produjera textos tan inhóspitos como mis lecturas.

La vida -o mas bien su antónimo- ahora se toma revancha: soy yo la interpelada, la provocada, la instigada a escribir desde la incomodidad dual de ser ciudadana y familia, bajo la perspectiva inevitable y distorsiva de la proximidad. Porque el Fiscal Nisman, fallecido el 18 de enero de 2015, cuatro días después de denunciar a la Presidente de la Nación por encubrimiento, y un día antes de exponer los resultados de esa investigación en el Congreso Nacional, era mi primo: mi primo Alberto.

Las imposiciones violentan mi alma. Un grito mudo que resuena en este libro y se vuelve coral al ser leído.

Escribo desde los escombros; desde los míos y desde los de la Embajada y los de la AMIA y los de la República entrampada en un callejón sin salida, gracias a la mezquindad política argentina convertida, día a día, en una triste e insoportable necrológica que se llevó a mi primo Alberto, pero también a más. Escribo para no tener miedo. Yergo mi letra entre las tumbas para que nadie ose profanar su memoria. Para glorificar su nombre, alzo mi palabra a media asta y visto la tapa de este libro del luto ritual: el homenaje que la Presidente de los cuarenta millones de argentinos, Cristina Fernández de Kirchner, le mezquinó brindar.

In Memoriam es el libro que reúne los textos escritos desde el lugar honesto que produce la tristeza. Tristeza personal frente a la tragedia. Tristeza cívica frente a una Argentina que se cae a pedazos. Otra vez.

In Memoriam fue escrito en el transcurrir de los acontecimientos: durante los primeros once días en que el Fiscal Alberto Nisman yacía rictus mortis en una cámara frigorífica; proceso de escritura que se prolongó a lo largo de las sucesivas semanas hasta la Convocatoria en su memoria, del 18F y culminó el 27 de Febrero, en el Cementerio de La Tablada, en la conmemoración de Shloshim, a un mes de haber sido enterrado.

In Memoriam es el libro que habla del Fiscal Alberto Nisman, escrito en primera persona, a través de los ojos de la familiaridad antes de que lo hagan ojos extraños y ajenos.

In Memoriam no podía dejar de incluir un punteo histórico hasta el estado actual de la causa AMIA que obsesionó a mi primo, en búsqueda de la verdad, la mitad de su vida.

También contempla, In Memoriam, un análisis del panorama geopolítico observando la reacción del mundo frente a este hecho que trasciende fronteras.

En síntesis, In Memoriam, es un libro de difícil clasificación, que reúne un abanico de textos, que van desde lo testimonial al ensayo, la crónica y la diatriba; todo bajo un mismo lema:
SERÁ JUSTICIA

Fuente: Infobae.com

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here