No jugar con la justicia. Por Rab. Sergio Bergman

Causa gran sorpresa que la Cámara Federal de Casación Penal pospusiera el fallo sobre la constitucionalidad del Memorándum de entendimiento de la Argentina e Irán sobre el atentado contra la AMIA ocurrido en 1994 y en el que murieron 85 personas y más de 300 resultaron heridas.

Esto genera cada vez más ruido e interferencia en una Justicia que debiera ser más independiente, pero queda en evidencia que no lo es, porque está presionada por un Poder Ejecutivo que ha demostrado que en cuanto a someter a la Justicia, no tiene escrúpulos ni límites.

Los que seguimos esta causa sabíamos de la contundencia de lo que ya la Corte y otras instancias habían dictaminado. No nos olvidemos de que la inconstitucionalidad de este Memorándum, que para muchos es un acto de encubrimiento, es el fondo sobre el cual luego aparece la denuncia del fiscal Alberto Nisman. Por lo tanto, no es una causa más.

Es, asimismo, sorpresivo, que la audiencia se haya cancelado. Lo que se vuelve a ratificar la vocación política del Ejecutivo de coartar a la Justicia y quedan así expuestos los embates reiterados de, lo que denomino, Injusticia Ilegítima.

Fuente: Mosaico- Editorial del Rabino Bergman

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here