Alarma de científicos israelíes por el posible uso terrorista de transgénicos

Una nueva técnica científica para generar organismos genéticamente modificados supercargados que pueden extenderse en la naturaleza encendió las alarmas en los científicos israelíes que temen que si una persona le da un mal uso, deliberadamente, puede causar un desastre ambiental y en la salud.

El desarrollo de la tecnología de conducción de genes promete revolucionar la medicina y la agricultura porque puede detener la propagación de enfermedades como la fiebre amarilla, la malaria, y además puede eliminar las plagas en los cultivos y especies invasivas. Pero esta técnica que fue desarrollada por los científicos es un arma de doble filo ya que la podrían utilizar los terroristas para implantar un virus en los alimentos y cultivos que comen los humanos y podría derivar en una catástrofe mundial.

El genetista de la Universidad de Tel Aviv David Gurwitz expresó que así como los conductores de genes se pueden volver inhóspitos a los mosquitos para albergar y propagar el parásito de la malaria, también se le podría diseñar para llevar una carga que deposite toxinas bacterianas letales en humanos.

La semana pasada la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos emprendió una revisión de amplio espectro de la tecnología de conductores de genes en organismos no humanos, y en el número más reciente de la revista «Science» un grupo de 27 destacados genetistas israelíes llamó a la comunidad científica a ser abierta y transparente tanto sobre los riesgos como sobre los beneficios de esta técnica.

Fuente: Diario Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here