Gustavo Perednik: «Bajo las condiciones actuales de la Justicia Argentina, el caso de Nisman quedará impune»

El escritor y filósofo argentino-israelí Gustavo Perednik dialogó en exclusiva con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS en el marco de los 7 meses que se cumplieron el pasado 18 de agosto de la dudosa muerte del ex fiscal Alberto Nisman, quien era su amigo íntimo. Durante la charla, el autor de «Matar sin que se note» habló del trabajo que realizó el fiscal en pos de la búsqueda de la verdad, y aseguró que probablemente el esclarecimiento de su muerte vaya a quedar «impune».

– La semana pasada se cumplieron 7 meses de la muerte de Nisman, usted como amigo íntimo del fiscal ¿qué opinión tiene de lo sucedido?

– Su asesinato fue uno de los eventos más trágicos de la historia de las democracias. La Argentina mató a un hijo dilecto, que había llevado la Justicia de su país a un gran prestigio internacional. Con él, además, las fuerzas del mal enterraron la causa AMIA. Sólo la valentía y perseverancia de Alberto eran una garantía de que iba a llevarse hasta el final.

Por el otro lado, rescato también un consuelo. Casi medio millón de argentinos salieron a las calles en silencio, bajo una lluvia torrencial, a rendir un justo homenaje a quien dio su vida por combatir al terrorismo en la lid de la Justicia. Ese acto reflejó las indómitas fuerzas morales que aún palpitan en la Argentina; fue muy emocionante.

De Alberto ser humano, tengo recuerdos hermosos. De nuestros diálogos en la UFI-AMIA con mis alumnos o entre nosotros en el café La Gruta o en Volta. Más aún, cuando lo traje a Israel y expuso en ámbitos muy prestigiosos. Causó una imborrable impresión. Creo haber transmitido ese aprecio a mi familia, ya que un nieto mío, nacido en los días del asesinato, recibió su segundo nombre hebreo, Abraham, en honor a la memoria de mi amigo.

– El Gobierno Nacional desde su muerte lo comenzó con una campaña de desprestigio, ¿considera que consiguió el objetivo que se propuso?

– Las personas que siguen a este Gobierno por momentos parecieran huir frenéticamente de la realidad. No alteran su intención de voto ni siquiera cuando se ventilan casos repelentes de corrupción por parte de la cúpula. Así es también en el caso Nisman, y en ese sentido podemos concluir que los difamadores se salieron con la suya. Cuando desde las altas esferas escupen insultos, los obsecuentes los repiten como loros sin detenerse a reparar en lo obvio.

– ¿Sigue pensando que a Nisman lo mataron?

– Permiteme responderte con una pregunta: ¿vos seguís pensando que la Tierra es redonda? En caso afirmativo, ¿en qué basás esa «opinión»?

– ¿Cree que esta causa va a quedar impune?

– Desde las esferas de la Justicia Argentina y bajo las condiciones actuales, no hay ninguna forma de vencer la impunidad. Se continuará socavando los intentos por llegar a la verdad, como se ha hecho hasta ahora. Se destruirán pruebas y se dispararán rumores falsos para confundir. Pero a largo plazo soy más optimista. Opino que la verdad y el castigo a los culpables podrán emerger desde rincones insospechados. Supongo que hubo muchas personas involucradas en el magnicidio, y por lo tanto no debe descartarse que en el futuro surja alguien que revele lo que ocurrió. Recordemos que sólo en 1995 Adolfo Scilingo hizo su confesión ante un juez español, y con ella quitó el velo de los crímenes que el gobierno militar había cometido casi veinte años antes. Y bien, también en este caso la paciencia es recomendable, y cabe una cuota de optimismo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here