El Bataclan de París había sido amenazado por grupos anti-sionistas

Antes de la masacre, la sala de conciertos Bataclan de París, una estructura edilicia data del siglo XIX, había recibido numerosas amenazas por parte de grupos anti-sionistas debido a los eventos pro-israelíes que se llevaron a cabo en sus instalaciones.

Entre 2006 y 2009, en la sala del Bataclan, la organización judía francesa de beneficencia Migdal llevó a cabo sus fiestas anuales con el objeto de recaudar fondos para la Guardia de Frontera de Israel (Mishmar Hagvul). El mes pasado en el teatro se realizó un encuentro de alrededor de 500 sionistas cristianos en apoyo al Estado judío.

Hasta septiembre, la sala de conciertos pertenecía al judío francés Joel Laloux, quien vendió hace cuarenta días el lugar para radicarse definitivamente en Israel.

En diciembre pasado, aproximadamente diez individuos ataviados con el pañuelo árabe (keffiyeh), con sus rostros encubiertos, aparecieron en el teatro para amenazar a la sala de conciertos.

El 2011, el diario francés Le Figaro reportó que un ciudadano belga, Faruk Ben Abbes, arrestado en Egipto por un ataque terrorista contra un grupo de estudiantes franceses en El Cairo, en febrero de 2009, en el que fue asesinada Cecile Vannier, de 17 años, confesó que “estaba planeando un ataque contra el Bataclan en Francia”.

Según el reporte, una francesa llamada Dodi Hoxha, le informó a los oficiales de contraterrorismo de Francia en 2010 sobre un complot por parte Jaish Islam “Ejército del Islam”, un grupo afiliado a Al Qaeda con sede en la Franja de Gaza, que estaba organizando un ataque contra el Bataclan. Hoxha apuntó que ese teatro fue elegido porque “los dueños son judíos”.

La DGSE, el servicio secreto externo francés, cree que el ataque contra los estudiantes franceses en El Cairo fue para castigar a Francia por su presunto papel en el bloqueo israelí contra el tráfico ilegal de armas hacia la Franja de Gaza.

La masacre en el Bataclan tuvo lugar durante el concierto de rock de la banda norteamericana Eagles of Death Metal. Los dos terroristas abrieron fuego al azar pero en forma calma y deliberada. La policía irrumpió en el lugar aproximadamente 40 minutos después de que comenzó la matanza. Los terroristas murieron cuando la policía retomó el control de la sala.

La banda había tocado en el Club Barbie de Tel Aviv en el mes de julio pasado. Durante el concierto en Tel Aviv, el cantante principal Jesse Hughes recordó cómo Roger Waters, ex miembro del grupo Pink Floyd, que promueve el boicot contra Israel le había pedido a la banda que no tocara en la ciudad israelí: “Le respondí con dos palabras: ‘F**ck you!’”, apuntó a la audiencia. “Nunca boicotearía un lugar como éste”.

Los miembros de la banda escaparon ilesos según los reportes de los medios franceses.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here