Caso Nisman: la querella se mostró conforme por el desplazamiento de la fiscal Fein

Los abogados de las hijas del fiscal calificaron de «auspiciosa» la decisión de la jueza de tomar las riendas de la investigación, aunque «tardía». Insistieron en que hay pruebas suficientes para concluir que fue un crimen.
Los abogados de las hijas de Alberto Nisman insistieron con que el jefe de la UFI AMIA fue asesinado tras haber denunciado a la ex presidente Cristina Kirchner y afirmaron que en la causa para dilucidar su muerte «se quiere tapar el sol con la mano, pero en este caso una mano sin restos de pólvora y llena de sangre».

Los querellantes volvieron a celebrar el apartamiento de la fiscal Viviana Fein del comando de la causa por considerarla una «mala investigadora» que no fue «ni eficaz ni objetiva». Pero remarcaron que la jueza Fabiana Palmaghini «se tomó un muy buen tiempo» para asumir la pesquisa y «lo hizo recién ahora», cuando se había pedido que el expediente pasara al fuero federal, lo que habría implicado un desplazamiento de la magistrada.

«Nos place que no esté la investigación a cargo de la fiscal. Vamos a ver qué prueba pueda aparecer. Desde la querella teníamos un montón de información que no queríamos dar a la fiscalía porque sabíamos que la iban a malograr. Vemos la decisión (de Palmaghini) auspiciosa aunque tardía», advirtió el abogado Juan Pablo Vigliero a radio Splendid.

Sus colegas Manuel Romero Victorica y Federico Casal aseguraron a radio América que en la causa hay suficientes pruebas para investigar el homicidio pero en el fuero federal.

«Acá se quiere hacer difícil lo que es fácil y complejo y lo que está acreditado de forma suficiente: a Nisman lo mataron y no es que a once meses no se sabe nada. Esta idea de que no se sabe qué pasó es la tesis de la fiscal Fein. No es que no se sabe nada, se sabe todo: no se quiere reconocer. Se quiere tapar el sol con la mano, pero en este caso una mano sin restos de pólvora y llena de sangre», sostuvo Casal.

«No era un caso complejo. Esto era una muerte en un baño, algo que hace la justicia de instrucción todos los días. Acá hubo mal hacer desde el principio. Si fue intencional o no, lo veremos», complementó Vigliero.

En un sugestivo razonamiento, Casal amplió : «El cadáver de Nisman apareció cuatro días después de haber denunciado a la presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento en el atentado a la AMIA y 24 horas antes de tener que ir a Diputados a exponer y refrendar esa denuncia. ¿No les llamó la atención? Acá era el fiscal que había hecho esa denuncia y que además apareció muerto en un baño cerrado de una casa cerrada y supuestamente custodiado».

El papel de los custodios es, para la querella, uno de los primeros puntos oscuros. «Tenían que contactarse con Nisman a las 11 de la mañana del domingo 18 y terminaron entrando a la casa a las 22.40, después de buscar a la madre y a un cerrajero. Once horas después. Ya empezamos mal», resaltaron.

«Además, hubo tres horas entre las 22.40 y la 1.20 desde que es encontrado sin vida hasta que llega la primera autoridad judicial. Y la propia fiscal dice que no sabe qué pudo haber pasado en ese lapso. Por qué llegó tres horas después es otro de los tantos interrogantes de la investigación», apuntaron.

Vigliero señaló: «Hay un montón de cosas que nos inquietan y no quiero hablar de teorías conspirativas porque no me constan». Aún así, las enumeró: «La actuación de Prefectura, de la Policía, las actas sin horarios, las actas foliadas con lápiz, la filmación de levantamiento de rastros editada al llegar al momento del arma».

Romero Victoria agregó otra cuestión que los inquieta: dijo que en las fotos y videos se puede apreciar «un pelo en el baño, a centímetros del casquillo de bala, que no se recolectó, algo que no puede pasar en ninguna investigación de un país desarrollado». Y analizó: «Nisman era canoso y ese pelo era morocho. No digo que sea o no de Nisman. Si se hubiera recolectado y hecho ADN, sabríamos si era de él y, si no, ya tendríamos una segunda persona en el lugar del hecho. Pero acá hay un muchas pruebas que ya no se pueden reproducir, por más que ahora Palmaghini disponga 40, 50 ó 100 medidas».

Con respecto al técnico informático Diego Lagomarsino, los abogados apuntaron que su situación «es un misterio». Pero consideraron que «en cualquier otra causa estaría cuanto menos imputado». Y lamentaron que no fue citado a indagatoria.

Fuente: Infobae

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here