La neurociencia al servicio del estudio de los sobrevivientes de la Shoá

En la tarde-noche del lunes se realizó la presentación oficial del proyecto de investigación en conjunto entre la Fundación INECO y la DAIA con el apoyo de Generaciones de la Shoá. En el encuentro estuvieron el Dr. Facundo Manes, presidente de la fundación y Rector de la Universidad Favaloro; Diana Wang, presidenta de Generaciones de la Shoá y Ariel Cohen Sabban, presidente de DAIA.

El proyecto de investigación la lleva adelante la Lic. María Roca por parte de la Fundación INECO. La idea general consistirá en investigar cuál es el impacto que sufrieron los sobrevivientes del Holocausto y sus descendientes directos a nivel neurociencia y encontrar una forma de prevenirlo. Esta es la primera vez que se realizará una investigación de esta magnitud en Argentina. El único país que lo implementó fue Estados Unidos con el análisis de la comunidad judía neoyorquina, según señaló el Dr. Manes en su discurso que mantuvo a toda la sala atenta a sus palabras.

La idea de generar este proyecto surgió entre Manes y Ariel Blufstein, encargado de Relaciones Diplomáticas de la DAIA que comenzaron a dar los pasos necesarios para que un año y medio después se pueda presentar a la sociedad de qué se va a tratar la investigación que se llevará a cabo. Según anunciaron desde la Fundación INECO los resultados de la investigación se conocerán recién en el 2017.

La presidenta de Generaciones de la Shoá, e hija de sobrevivientes, Diana Wang fue una de las disertantes en la presentación y aseguró que la investigación es muy apasionante y que están esperando los resultados. «He sufrido profesionalmente la dicotomía mente-cuerpo. La neurociencia aplicada al conocimiento es un territorio de confluencia, en donde se vuelve a juntar lo que hace mucho se partió y nos vivíamos peleando si era físico o psíquico», expresó. Por último, Wang planteó si está investigación va a poder dilucidar algunos interrogantes y aseguró: «Cuando uno piensa en marcas que permiten la expresión de lo genético desde nuevos lugares, ¿se tratan de marcas que tenían nuestros padres al momento de la concepción?, ¿cómo saber si eso que les estaba pasando era producto de lo que vivieron en el Holocausto o sí lo heredaron ellos de otro lado?. Estas marcas, ¿se van modificando a lo largo de la vida de uno?. Cuando esto lo heredan nuestros hijos y nietos, ¿cómo y qué se hereda?.

Por otra parte, el presidente de la representación política de la comunidad expresó su orgullo de acompañar esta investigación que se hará durante todo el año y además enfatizó: «Espero que en la próxima reunión que convoquen haya un salón colmado de jóvenes que deben saber qué sucedió». También hizo referencia a que el Holocausto no lo padecieron solo los judíos, sino que también lo sufrieron gitanos, homosexuales y polacos, entre otros.

Por último, el Dr. Manes realizó una clase magistral de neurociencia durante 26 minutos ante un público que se quedó prestando atención durante el tiempo que duró su discurso final. El presidente de INECO explicó que los genes de cada persona se van moficando de acuerdo a las experiencias de cada una de ellas. Por este motivo aseguró: «Un hecho traumático como el Holocausto cambió los genes de los sobrevivientes y de sus descendientes».

A continuación el discurso completo:

En el acto estuvieron presentes gran parte de la comisión directiva de Generaciones de la Shoá; representantes de CUJA; Yaco Cohen Chaluh acompañando a Ariel Cohen Sabban por DAIA; Fabián Neiman, presidente de la Filial DAIA Tucumán; representantes de la Fundación INECO y Jaime Jacubovich, entre otros.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here