Netanyahu a los diputados árabes que apoyan a Hezbollah: «¿Se volvieron locos?»

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, criticó duramente a los diputados árabes que condenaron a los países del Golfo por colocar a la organización chií libanesa en su lista de grupos terroristas.

“Los países del mundo árabe decidieron designar a Hezbollah como grupo terrorista. Se trata de un desarrollo importante. Incluso sorprendente”, expresó Netanyahu en la Knéset (Parlamento).

“Pero no menos sorprendente es que dos partidos aquí en la Knéset condenaron la decisión. ¿Los seguirán condenando cuando Hezbollah lance misiles contra vuestras aldeas? ¿Se han vuelto locos?”, dijo el primer ministro.

Hezbollah proclama abiertamente la destrucción de Israel y se estima que posee un arsenal de cerca de más de cien mil cohetes y misiles apuntando al Estado judío.

Recientemente, el secretario general de Hezbollah, Hassan Nasrallah, amenazó con bombardear la planta de amoníaco de Haifa, jactándose de que un ataque con sus misiles contra esa instalación tendría un impacto similar al de una bomba atómica.

Hadash –ex comunistas- y Balad, dos de cuatro los partidos que conforman la Lista [Árabe] Conjunta en la Knéset condenaron a los países árabes que designaron al grupo chií Hezbollah como organización terrorista, argumentando que la decisión sirve a los intereses de Israel.
Los seis miembros del Consejo de Cooperación del Golfo -Arabia Saudita, Bahréin, Kuwait, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Omán- designaron a la organización extremista chií libanesa, como grupo terrorista, sumándose a Estados Unidos, Francia, y Canadá, entre otros.

El partido Hadash, encabezado por el líder de la Lista [Árabe] Conjunta, Ayman Odeh, condenó la decisión de los países del Golfo de incluir a Hezbollah en la lista de organizaciones terroristas.

Hadash criticó duramente la decisión alegando que “sirve a la ocupación [israelí] y a la continua ocupación de las tierras árabes”.

Balad, otros de los partidos árabes que conforman la Lista [Árabe] Conjunta, se sumó a la condena de Hadash, alegando que “Incluso si hay críticas a sus actividades; no hay justificativos para condenar a la organización”.

El ministro de Transporte, Yisrael Katz, del partido Likud, calificó a Odeh y al diputado Jamal Zahalka, líder de Balad, de “traidores”, aseverando que es que “increíble que miembros de la Kneset busquen sabotear los intereses de Israel”.

El diputado Avigdor Lieberman, líder del partido Israel Beitenu, condenó a los legisladores árabes indicando que “representan a los peores extremistas del mundo árabe”.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí