Expertos internacionales en cáncer de mama se reunieron en Jerusalén

«Tomando como ejemplo a la población judía askenazí -la proveniente de Europa central y oriental- encontramos el doble de personas con mutaciones peligrosas que cuando se hacen las pruebas solo a las que tienen antecedentes familiares», aseguró el profesor Larry Norton, que presidió la conferencia que reúne a una treintena de expertos de EE.UU., Europa e Israel.

Los expertos internacionales en cáncer de mama, reunidos en Jerusalén, recomiendan ampliar las pruebas de detección a toda la población, tras encontrar hasta el doble de casos en esta que entre las personas con antecedentes familiares.

«Las reglas para la detección tienen que cambiar» aunque eso implique «evaluar las consecuencias psicológicas, médicas y económicas de hacer pruebas más generales», señaló Norton, en nombre de los investigadores participan en el simposio organizada por el Centro Médico Soroka y la Fundación para el Cuidado de la Salud de Israel.
Los expertos recuerdan que una detección temprana de mutaciones peligrosas, como por ejemplo en los genes BRCA1 y BRCA2, «puede salvar vidas, ya que permite tomar medidas para minimizar los riesgos».

Las mujeres que portan una mutación BRCA tienen hasta un 85% de posibilidades de desarrollar cáncer de mama u ovarios. EFE

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here