Golpe de Estado en Turquía: El presidente Erdogan llama a los turcos a salir a las calles a rechazarlo

En una comunicación vía FaceTime con la candena CNN Türk, el presidente Recept Tayyip Erdogan habló por primera vez desde que el Ejército anunció que ha tomado el poder en el país.

Durante la comunicación, el presidente -que parecía encerrado- llamó a los turcos a salir a las calles contra lo que definió como un «levantamiento de una minoría dentro del Ejército».

Horas antes, el primer ministro Binali Yildirim había denunciado un intento de golpe de Estado por parte de «un grupo» de militares. El funcionario advirtió, además, que quienes están protagonizando esta acción ilegal «pagarán el precio más alto».

«Estamos trabajando en la posibilidad de un intento de golpe.Un intento que no vamos a permitir», dijo Yildirim a la televisión NTV, aunque admitió que los militares que llevan a cabo el levantamiento han «rodeado algunos edificios importantes».

En efecto, la televisión estatal turca TRT ha sido tomada por los militares, quienes tras obligar a una presentadora a leer su comunicado oficial, ha bloqueado la señal.

Las Fuerzas Armadas turcas emitieron un comunicado esta noche para anunciar que tomaron el control del Gobierno.

«Las Fuerzas Armadas de Turquía han tomado completamente la administración del país para restablecer el orden constitucional, los derechos humanos y libertades, la vigencia de la ley y la seguridad general, que fueron dañados. Todos los acuerdos internacionales siguen vigentes. Esperamos que continúen todas nuestras buenas relaciones con todos los países», dice el comunicado.

Sin embargo, la situación no estaba clara esta noche, con tropas movilizadas en la capital, Ankara, y en la principal ciudad, Estambul.

Un rato antes del comunicado, el primer ministro turco, Binali Yildirim, había denunciado un intento de golpe de Estado por parte de «un grupo» de militares. El funcionario advirtió, además, que quienes están protagonizando esta acción ilegal «pagarán el precio más alto».

«Estamos trabajando en la posibilidad de un intento de golpe. Un intento que no vamos a permitir», dijo Yildirim a la televisión NTV, aunque admitió que los militares que llevan a cabo el levantamiento han «rodeado algunos edificios importantes».

Fuente: Agencias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here