Rodolfo Terragno: «No imagino que se recreen las condiciones para que la Argentina vuelva a votar como lo hizo en la última ocasión».

LA CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS entrevistó en forma exclusiva a el embajador argentino ante la UNESCO, Rodolfo Terragno, quien mantuvo un encuentro privado con parte de la comisión directiva de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), quienes expresaron su preocupación por la forma en la que había votado y su interés en saber cómo va a ser la posición Argentina en el futuro. VIS A VIS, único medio presente en el lugar, pudo entrevistar al dirigente radical que respondió a todas los interrogantes. También hizo hincapié en que el documento fue elaborado por un grupo de los países árabes que se encuentran en conflicto con el Estado de Israel y que no genera una credibilidad.

Además, Terragno planteó que la Argentina debe realizarr un proyecto propio ante este conflicto en términos neutrales y en una posición más conciliadora para ambas partes.

– Hace unos meses se conoció la noticia que la Argentina había votado en favor de una resolución de la UNESCO en la que lugares como el Muro de los Lamentos y el Monte Templo no iban a ser reconocidos sagrados para el judaísmo, ¿por qué la Argentina voto de esta manera?

– En primer lugar, yo no estaba incorporado al Consejo Ejecutivo. Yo no voté eso. De todas maneras, la posición de Argentina no era nueva, hay una inercia, venía votándose lo mismo hace muchos años. Creo que aquí no se advirtió que se agregaba un componente religioso muy, muy importante. No creo que esa haya sido la posición de las altas esferas del gobierno y se incurrió en un voto, como el caso de Francia y Brasil, que no expresaba una voluntad de los respectivos gobiernos. Lo que creo es que hacía adelante hay que corregir esto. Creo que una organización internacional debe cumplir un papel conciliador ante un conflicto tan serio como el que separa a los israelíes de los palestinos. Me parece que tendría que haber cierta neutralidad. Yo considero que la UNESCO no puede votar una resolución que ha sido redactada por una de las partes, yo también tendría el mismo pensamiento si esto hubiese sido redactado por Israel. Creo que esa no es la función de un organismo. También considero que este escrito estaba redactado con una carga emocional bastante grande con un lenguaje abrasivo.

– El poder que tienen los países árabes es la UNESCO es muy grande, entonces de aquí en adelante, ¿cómo se van a manejar la Argentina con este tema?

– Sí va a seguir siendo muy dominante. Hay una abrumadora mayoría. En general existe la idea, correcta o incorrecta, de que el voto en favor de Israel está en favor del imperialismo: de Estados Unidos, Inglaterra, de las potencias dominantes y todo lo que antes se denominaba tercer mundo se auto-califica como «progresista» y cree que por lo tanto hay que enfrentar esa posición, eso es un elemento ideológico muy importante. Esto es similar a lo que sucede en la Asamblea de las Naciones Unidas; una organización dónde un país es un voto y vale lo mismo el de Estados Unidos que el de las Islas Comores, se produce un desbalance muy grande.

Desde el punto de vista de la UNESCO va a seguir siendo lo mismo, pero desde nuestro punto de vista, creo que es necesario impulsar un proyecto propio redactado en términos neutrales con una posición más conciliadora, y si eso no prospera habrá que abstenerse.

– Entonces, ¿admiten como un error este voto?

– No, ¿qué quiere decir admitir el error?

– Brasil se ha retractado de su voto…

– Bueno, ha habido un cambio de gobierno. Esto es dinámico, siempre ha existido este problema. No es que hay que votar siempre igual ante este conflicto. A partir del voto de la Argentina han habido expresiones de la comunidad judía que ha transmitido elementos, que desde el punto de vista de la comunidad, son muy claros, pero que no necesariamente son claros desde el punto de vista de los funcionarios de los distintos gobiernos. Cada votación es única, tiene sus propios motivos. Yo no imagino que se recreen las condiciones para que la Argentina vuelva a votar de la misma manera como lo hizo en la última ocasión.

– ¿Qué fue lo que plantearon en la reunión privada que mantuvo con los dirigentes de la DAIA?

– Su preocupación por la forma en la que había votado y su interés en saber cómo va a ser la posición Argentina en el futuro.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here