Pablo Colman Lerner: «La decisión de Rafecas no tiene un espíritu de hacer justicia o buscar la verdad»

La Comunidad Educativa Weitzman hizo pública una carta en la que se mostró «dolida e indignada» por la decisión del juez federal, Dr. Daniel Rafecas, de volver a desestimar la apertura de la investigación de la denuncia del ex fiscal Alberto Nisman.

En duros términos, la misiva se refiere a una presentación que realizó Rafecas en la comunidad educativa con motivo de la presentación de su libro «Historia de la solución final», el 23 de mayo del 2012. En la misma resaltan que «tal vez no le importe tanto la justicia como el poder», en referancia al juez. Para finalizar, subrayan: «Es nuestro deber de dirigentes expresar nuestro dolor y disconformidad por el cierre que decreta el juez Rafecas sobre la causa. Esa es una muerte que no queremos aceptar. La verdad no puede ser asesinada».

Link con la carta completa: https://visavis.com.ar/wp-content/uploads/2016/08/rafecas-delia-y-pablo-CEW.pdf.pdf

Por este motivo, la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS mantuvo un diálogo telefónico con el presidente de la Comunidad Educativa Weitzman, Pablo Colman Lerner, quién detalló el por qué de esta carta y se refirió a los «silencios» que realizaron muchas instituciones comunitarias ante esta situación y que espera que, a partir de esta misiva, se sumen otras instituciones.

– ¿ Por qué decidieron publicar esta carta?

– Nosotros decidimos escribir esta carta por nuestra desilusión y disconformidad con el cierre que decretó Rafecas en relación a la acusación efectuada por Alberto Nisman. Nosotros lo invitamos, en su momento, al juez Rafecas, como muchas otras instituciones. Él escribió un libro sobre la Shoá, lo respetábamos y lo recibimos con honores. Realmente estamos sorprendidos y defraudados de lo que ha ocurrido. Sostenemos que abrir la causa solo hubiera implicado que el juez determine las medidas de pruebas necesarias para investigar si es verdad. Abrir la causa no significa que todo lo que dijo Nisman es cierto, simplemente es una decisión de la Justicia de investigar y dispondrá los medios para solicitar los medios de prueba. Lo que sucede, a partir de esta nueva decisión del juez, es cerrar la potabilidad de investigar, que es previo a saber la verdad.

Hay que resaltar que el diputado nacional Waldo Wolff presentó un pedido de juicio político contra el juez Rafecas. Ese es el camino institucional y legal. Desde nuestro lugar simplemente hacemos una declaración. La carta es una expresión de la que ratificamos cada palabra expresada. La denuncia de Wolff es un camino institucional que no nos corresponde a nosotros como institución comunitaria. Desde nuestra comunidad predicamos con el ejemplo en poner en acto de pedir por justicia.

– ¿Por qué decidieron escribir la carta ahora y no cuando, en primera instancia, el juez Rafecas había archivado la causa?

– (Silencio) Es el momento en que tuvimos una indignación tal que nos llevo a tomar esta decisión. Ante un nuevo pedido nte el juez Rafecas, por parte de la DAIA, se vuelve a desasistir. Nosotros sentimos que era una última oportunidad para la apertura de la causa, aunque ahora pasó a la Cámara Federal.

– Mencionaste que antes lo respetaban al juez Rafecas, ¿ahora ya no lo respetan?

– Ahora nos sentimos muy desilusionados. Nos parece que la decisión no tiene un espíritu de hacer justicia, ni siquiera, de buscar la verdad porque él niega esa posibilidad. Solo se requiere una cierta verosimilitud. En el contexto en la que fue hecha la denuncia del fiscal Nisman fue muy particular, a los pocos días tenía que ratificar su denuncia ante el Congreso, aunque murió en unas circunstancias muy particulares. Con lo cual, creemos y creíamos que merece una investigación. La última decisión de Rafecas nos pareció el colmo, ya era mucho. En un momento uno reacciona. No te podría decir por qué antes no y ahora sí.

Espero que quizás este sea el primer paso y muchas otras instituciones también reaccionen. Aparte tuvimos en este tiempo bastantes comentarios de nuestros socios y miembros de la comunidad que comenzaron a preguntar por el tema de Rafecas y qué relación tenía con su visita. Hubo mucho comentario sobre este tema, y finalmente nosotros decidimos hacer una declaración.

– ¿Crees que otras instituciones pueden atreverse a plantear algo similar a los que ustedes hicieron en la carta en contra del juez Rafecas?

– Creo que sí, y espero que sí.

– En un momento en la carta se refieren a los silencios comunitarios que se prolongaron en el tiempo hasta este momento. ¿Qué quiere decir?

– Son los silencios propios de la duda y la sorpresa. Son silencios y se debe tomar una decisión para que dejen de serlo. No es una acusación sino una propuesta de que dejen de ser silencios.

– ¿Crees que esos silencios son adrede?

– No necesariamente. No creo en teorías conspirativas, pero a veces hay que cortar ese silencio

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here