Hamás lanzó un cohete a Israel, que respondió con su Fuerza Aérea

Había calma en las localidades del sur del país tras el intenso ataque del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) en la Franja de Gaza, el más significativo desde la Operación Margen Protector en 2014. Fuentes militares puntualizaron que el objetivo del ataque, inusual por su potencia, era la infraestructura terrorista de Hamás en el norte del enclave costero.

El portavoz militar indicó lacónicamente que “se ejecutó una represalia al disparo directo contra Sderot”. De hecho, Israel aprovechó el cohete lanzado desde Gaza contra la ciudad israelí para atacar los recursos operacionales de Hamás. Fue atacada una fortificación del Aparato de Seguridad Nacional, que pertenece a la organización islamista. Paralelamente, se informó sobre el bombardeo a posiciones de la Jihad Islámica. Los palestinos reportaron que un joven de 17 años resultó herido por las esquirlas.

Durante el operativo, aviones de combate de la Fuerza Aérea atacaron durante aproximadamente dos horas entre 50 y 60 blancos. Nubes de humo y el sonido de las explosiones podían percibirse desde las comunidades israelíes aledañas. A pesar de la tensión, el establishment de Defensa estima que Hamás, que está planea participar en las elecciones municipales en Cisjordania, en octubre próximo, no escalará la situación. No obstante, el Ejército de Defensa de Israel continúa en estado de alerta a lo largo de la frontera.

El ex comandante de la Armada, general (reitrado) Eliezer Marom, manifestó que “Israel está diciendo: ‘no toleraremos ningún cohete desde la Franja. Hamás, ustedes están actualmente en control de Gaza, por lo tanto son responsables de detener todos los cohetes, y nadie más’”.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here