Danny Lew: «No me es fácil pensar que en la próxima gestión no voy a estar trabajando dentro de la OSA»

Danny Lew, que hasta hace más de un mes era el presidente de la Organización Sionista Argentina (OSA) y que hace pocos días decidió tomarse una licencia hasta que el 28 de septiembre se designen nuevas autoridades en la Asamblea Ordinaria Anual, dialogó en exclusiva con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS acerca de por qué decidió apartarse de las elecciones.

Además, realizó un profundo balance acerca de las actividades que realizaron en dos años de gestión, y mencionó los problemas económicos que afronta la OSA por la no entrega del presupuesto por parte de la Organización Sionista Mundial a las federaciones del mundo.

– ¿Qué evaluación haces de estos dos años de gestión?
– Estamos terminando una gestión de dos años que fueron muy intensos. De mi lado muy contento y orgulloso de la gran cantidad de actividades que organizó la OSA. Somos una de las más grandes federaciones en cuanto a actividades en el mundo, y en esta gestión nos caracterizamos por la gran cantidad y variedad de cosas que hemos hecho. Además de continuar con la tarea de actividades de esclarecimiento le dimos, sobre todo este año, un impulso muy grande a la educación judeo-sionista trabajando e involucrándonos dentro de la Red Escolar Judía, más que nada con el Scholem Aleijem y el Centro Hebreo Iona. Además hemos hecho cosas en varios lugares dando impulso a la enseñanza del idioma hebreo. Se continuó con el CAFÉ VETAAM HIVRIT, un espacio para hebreo parlantes, y hemos seguido con las actividades de Uf Gozal. Por último, apuntalamos e hicimos que creciera el Centro de Estudios Contemporáneos que lleva el nombre del escribano Jacubovich. Ahí hemos logrado hacer un montón de actividades en distintas instituciones de la comunidad, pero también afuera, trabajando con medios de prensa y parlamentarios, dando charlas y trabajando con nuestros hermanos de fe, con cristianos como evangélicos. Todo eso dentro de un marco donde hemos puesto nuestro foco por nuestro amor al Estado de Israel y Jerusalén, su capital eterna indivisible, y trasmitiendo esa pasión que genera Israel. Por eso utilizamos mucho las redes sociales enfocándonos en que las cosas positivas del Estado de Israel también se conozcan en toda la sociedad Argentina.
– Trabajaron con el grupo evangélico ACIERA, ¿qué impacto generó?
– Fue una linda experiencia y me gustaría, luego de esta gestión, seguir trabajando con ellos. Con ellos tuvimos muchas charlas con el ejecutivo junto al Pastor Gómez y el equipo, donde hay muchas cosas en común. El primer punto en común es el amor por Israel. Si bien siempre nos han contado que nuestros hermanos cristianos se apasionan por el Estado de Israel, el poder verlo, cara a cara, fue realmente algo muy fuerte. Algo mucho más de lo que creíamos. Después hay un trabajo muy importante que hay que continuar que es la lucha contra el terrorismo; el terrorismo internacional no es solo contra el pueblo judío es contra el mundo. Israel es el primer obstáculo que el terrorismo tiene para llegar al resto del mundo y eso los hermanos de ACIERA, lo tienen muy claro. Nos abrieron sus puertas, yo di varios discursos frente a la Asamblea y en otras instancias. Creímos válido entregarle el Premio Ierushalaim, que en realidad es un premio de la Organización Sionista Mundial, que lo entrega la OSA, como muestra de afecto y agradecimiento por el trabajo que ellos empezaron a hacer y nosotros continuamos.
También trabajamos mucho con el grupo EZRA, que es una organización cristiana, que tiene intención de ayudar a los olim de la Argentina. EZRA hoy ya tienen un representante en nuestro país y creo que fuimos importantes para ellos en poder establecerse en la Argentina; conocer las instituciones comunitarias y entender cómo ayudar. Aunque no estamos involucrados, totalmente, porque este trabajo lo desarrollan directamente ellos junto a la Sojnut.
– Si tuvieras que decirme cuáles fueron los puntos negativos de tu gestión, ¿cuáles serían?
– Yo soy una persona muy crítica y no me alcanza lo que se hizo. Con lo cual, mi principal crítica es no haber hecho el doble de lo que se hizo. La Organización Sionista Mundial tiene un problema presupuestario importante, que desde el principio de nuestra gestión intentamos acomodarnos. Este año, lamentablemente, con los recortes que hubo de presupuestos nos afectó mucho. Personalmente, yo no logré liderar un equipo de recaudación que pudiera equilibrar a nivel financiero la institución. Hoy hay varios miembros trabajando, incluso se formó una mesa para trabajar ese punto. Pero, lamentablemente, ese punto le va a quedar trabajar a la próxima gestión. Aun habiendo reestructurado el staff profesional de la institución y habiendo intentando adecuarnos. Pero sin lugar a dudas, lo que mencione anteriormente es un punto negativo de esta gestión.
Después en la mesa hay un equipo fabuloso, y no quiero olvidarme de quienes estuvieron al lado mío, todo el tiempo: Oscar Swarcman, tesorero, y Ariel Gueiser, prosecretario 1 (e.e). Realmente con ellos es equipo y sin ellos no podría haber trabajado todo lo que se hizo. Siguiendo con los agradecimientos no me quiero olvidar de Ruth Fainsilver, Ariel Chernizki, Abel Barabas, Rosita Elnecave, Ariel Dorfman, Marcos Neugovsen, Eduardo Chernizki, Marta Lerman. Mucha gente que día a día hace el trabajo de la OSA. Esta institución sionista se puede reunir una vez por semana o cada quince días, pero día a día hay un trabajo muy fuerte. También hubo un trabajo muy intenso de los profesionales de la institución y no me quiero olvidar agradecer a Martín Zipilivan en la administración, Olguita Koler, Graciela Polonsky y Benny Schneid, que se jubiló recientemente, y de personas que hoy no siguen trabajando como Emiliano y Gabriela. Toda gente, que si bien es un trabajo profesional el de ellos, lo hacen con pasión. Ojalá la próxima gestión pueda mejorar las cosas buenas que hicimos y las que nos equivocamos, porque la OSA es una institución muy importante en nuestra comunidad, central, que hace un trabajo fundamental y que ninguna otra institución cubre ese lugar.
– En la respuesta anterior mencionaste a parte del equipo con el cuál te sentiste acompañado, ¿los conflictos internos propiciaron a que la OSA hoy se encuentre en esta situación?
– En toda institución dónde hay cuarenta personas en la comisión directiva, sin lugar a dudas hay permanentes disputas y discusiones sobre muchos temas. También no nos olvidemos que el año pasado fueron las elecciones para el congreso sionista, donde durante todo el año la mayoría de las personas estuvo concentrada en eso, si bien, yo y mucha gente hemos seguido trabajando en las actividades de la institución. Ustedes (por la prensa) ven todas las actividades que realizamos en las conferencia de prensa, pero sin lugar a duda las elecciones del congreso sionista generó una montón de disputas que es difícil después de eso acomodarse. Una vez terminado eso comenzó este año y ya se habla de la finalización de esta gestión. Pero estoy seguro que en esta gestión de dos años hay personas que acompañan de distintas maneras; hay algunas que se acoplan mejor a un equipo y otras que no. Pero la cantidad de dirigentes que la OSA tiene trabajando, día a día, es muy grande.
– Hace un mes comentaste en VIS A VIS que te ibas a postular nuevamente a la presidencia de la OSA, pero ahora estás hablando de un ciclo terminado…
– Hace más de un mes que hablamos de eso. En aquel momento yo puse al consenso de los partidos la posibilidad de continuar. Como todo proceso electoral pasan cosas que te llevan a tomar decisiones. En mi caso termine privilegiando mi familia, mi salud y obviamente mis obligaciones laborales, y comunique hace más de un mes al Comité Electoral que retiraba mi postulación como presidente. Seguramente en la próxima gestión estaré acompañando desde otro lugar; yo hace diez años que integró la mesa de la comisión directiva, fui seis años  vicepresidente antes de presidente. Con lo cual, no me es fácil pensar en que no voy a estar trabajando dentro de la OSA. Lo haré desde el lugar que el consenso de los factores sionistas determine, y trabajaré con quienes integren el ejecutivo en la institución, en el lugar que ellos crean pertinente para que yo lo haga y en los proyectos que ellos crean que deben continuar o no.
Por supuesto que amo a esta comunidad, amo a nuestro pueblo y seguiré trabajando en otras instancias, como lo hago hoy, integrando el comité de calidad de la AMIA y otras instancias con el único objetivo de trabajar y de hacer cosas.
– Hablaste de la situación económica de la OSA, ¿cuán grave es?
– La OSA es una institución central de la comunidad que al igual que todas puede pasar en distintos momentos por situaciones financieras complicadas. No es una persona, somos muchos, y entre todos las cosas salen adelante. Al enterarnos hace poco que el presupuesto no va a estar llegando hay que tomar muchas decisiones críticas, pero trabajando en equipo las cosas pueden salir adelante.
– Graciela Polonsky, directora institucional de la OSA, ¿ya no se encuentra siendo parte de la institución?
– Graciela tomó la decisión y en estos días está terminando su trabajo en la OSA. Yo le agradezco profundamente a ella que empezó trabajando en la gestión anterior con Victor Chama y en mi gestión ella fue fundamental para sostener la cantidad de actividades que hemos realizado.
– ¿Qué se va a decidir en la Asamblea?
– La Asamblea General Ordinaria Anual se tratará memoria y balance, y el recambio de autoridades.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here