Recordaron a Nisman con un oficio religioso en el cementerio de La Tablada

Familiares, amigos y allegados de Alberto Nisman participaron este miércoles de un oficio religioso en el cementerio israelita de La Tablada en memoria del fallecido ex fiscal, al cumplirse dos años de su muerte.

La ceremonia religiosa ante su tumba, ubicada frente al sitio en el que se recuerdan a los argentinos de origen judío caídos en las guerras de Israel, comenzó poco después de las 10 y fue encabezada por los rabinos Sergio Bergman (actual el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable) y Marcelo Polakoff, de la Comunidad judía de Córdoba y próximo a la familia Nisman.

Entre los presentes, una veintena de personas, además se encontraban la ex esposa de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado; las hijas de ambos, Iara y Kala; la madre del ex fiscal, Sara Garfunkel; su hermana, Sandra Nisman y el diputado nacional de Cambiemos y ex dirigente de la DAIA, Waldo Wolff informa Télam.

La ceremonia duró apenas trece minutos, desde las 10.09 hasta las 10.22, en los que Bergman y Polakoff leyeron salmos alusivos y el Kadish (una plegaria judía en memoria de los muertos).

Finalizada la ceremonia, y luego del retiro de amigos y familiares, Arroyo Salgado permaneció en el lugar a solas, sentada en un banco en diagonal a la tumba de Nisman, mientras sus hijas acomodaron las piedras que, en homenaje a su padre, los visitantes del cementerio dejan sobre su monumento.

En la religión judía se suele dejar flores y piedras en señal de homenaje. La piedra, en particular, guarda el significado de una recordación eterna.

Según un cuidador del cementerio, la tumba de Alberto Nisman en particular, dispone de una base reforzada para evitar que “la cantidad de piedras que los visitantes depositan en su homenaje, venza los cimientos de su monumento”.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here