Jóvenes israelíes y palestinos unen sus voces en un concierto en Jerusalén

Jóvenes israelíes y palestinos integran el Coro Juvenil de la YMCA Jerusalén, liderado por el judío norteamericano Micah Hendler, quien busca conectar a los chicos a través de la música y el canto.

El Coro Juvenil de la YMCA Jerusalén, que se compone de israelíes y palestinos tanto de la parte occidental como oriental de la ciudad, ofreció un concierto este domingo al tenor de la tensión que envuelve a la ciudad desde hace una semana.

El coro fue fundado en el año 2012 por Micah Hendler, un judío norteamericano egresado de la carrera de música de la Universidad de Yale que deseó combinar su pasión por la música con su deseo de ver a los israelíes y a los palestinos vivir en paz.

A inicios de este año, el Coro lanzó a la venta su primer álbum, Hogar, el cual contiene una mezcla ecléctica de melodías árabes y hebreas, así como canciones modernas norteamericanas. Melodías judías como Or Gadol o líricas del poeta libanés Marcel Jalife que le canta a los palestinos componen la obra.

“Fue algo muy agradable tener contacto con los israelíes porque normalmente casi no tengo mucho contacto con ellos.

“Son muy agradables y ahora tengo muchos amigos que están en Israel” comenta Dalia, una chica palestina de 14 años que vive en el barrio de Abu Tor, al sur de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

“Antes de integrarme al coro tuve solamente dos o tres oportunidades de platicar con árabes. Después de escuchar lo que tenían que decir de diferentes temas, aprendí mucho de ellos.

“No es tan difícil como la gente piensa. Nos reunimos, cantamos y nos queremos todos” comenta Sasha, una judía israelí.

Aparte de su actividad musical, los miembros del grupo tienen sesiones regulares donde discutensus experiencias propias el uno al otro acerca del conflicto palestino-israelí.

El asistente del director musical de los Whiffenpoofs, Michael Tappel, dijo que se sintió muy emocionado al ver cantar a palestinos y a judíos juntos antes de que el evento se llevara a cabo. “Los vimos cantar una melodía, justo antes hicimos un pequeño taller juntos y cantaron una melodía que estaba tanto en hebreo como en árabe. No hablo ninguna de ambas lenguas, pero fue algo muy poderoso escucharlo y ver la música compartida”.

 

Vía i24 News

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here