Dr. David Sznajderhaus: «En Faccma no se deberían practicar deportes a partir de noviembre desde las 11 hasta las 17»

David Sznajderhaus, secretario de asuntos médicos de Faccma que lideró el equipo que estuvo al cuidado de los deportistas en la última Macabeada en Israel, dialogó en exclusiva con La Cadena Judía de Información Vis á Vis y se refirió a los exámenes preventivos, la necesidad de un doctor en cada partido, la importancia de no jugar en determinado horario cuando aumenten las temperaturas (al igual que sucede en el profesionalismo) y su trayectoria como dirigente.

– Hoy en día es mucha la gente que practica deporte después de determinada edad y muchos de ellos no se hacen los exámenes correspondientes, ¿qué deberían hacer, a partir de que edad hay riesgo pronunciado y qué consecuencias podrían traer?

Los exámenes médicos preventivos periódicos deben formar parte de todas las personas, más allá de una actividad deportiva, ya que hay cientos de enfermedades, que tomadas a tiempo, pueden curar sin consecuencias. En cuanto al deporte en sí, no hay límites de edad ya que en todas las épocas de la vida puede haber distintas cuestiones de salud a resolver y obviamente este concepto más se aplica cuando los años van pasando, ya que nuestro organismo va perdiendo las fortalezas. “Las arrugas no solo se ven la piel del rostro, también se van dando por dentro”.

– Muchas veces hemos visto que hay equipos que se arman mas allá de la institución que representan y son ellos mismos (los jugadores) quienes hacen todos los trámites. ¿Hay controles en los clubes y en las federaciones? Seguramente elevaría los costos, pero ¿alcanza con que haya un médico al costado de cada partido o debería haber una ambulancia con equipo de emergencia?

Desde la Federación se ha intentado crear la conciencia de este concepto. El paso del tiempo va confirmando que se están haciendo los controles de salud de los deportistas. Desde la Secretaría de Asuntos Médicos de Faccma, dos veces al año se hacen auditorías en todos los clubes afiliados para verificar el equipamiento de los consultorios y los resultados son muy buenos. En cuanto a la presencia del profesional, es cierto el aumento de los costos, pero un médico entrenado al costado de un campo de juego puede ser la diferencia entra la vida y la muerte de un jugador frente a un episodio súbito, repentino y grave. El ideal es la ambulancia de Alta Complejidad, pero todavía estamos lejos.

– En forma atinada, en el fútbol profesional vemos que los partidos a partir de noviembre comienzan a las 17 por las altas temperaturas. ¿En Faccma no sería lo aconsejable y en especial en los partidos de veteranos?

Obviamente que sí. Sin ninguna duda que a partir de esa época se debe tener en cuenta el horario, ya que en este caso, y siendo que somos todos amateurs en el deporte y en la preparación física, entre las 11 y las 17 no se deberían practicar deportes por la incidencia del sol y las complicaciones como la deshidratación en primer lugar.

– Lideraste el equipo médico argentino en las últimas Macabeadas Mundiales en Israel, ¿qué conclusiones sacaste, que te pareció el evento y cómo respondieron los deportistas desde el punto de vista físico? ¿El calor afectó?

Esta fue mi cuarta Macabeada Internacional como Director Médico y cada una tuvo su propia marca, experiencia y vivencia. No hay adjetivos que las puedan calificar con la suficiente generosidad en todos los aspectos. El equipo médico que tengo el orgullo de liderar, es profesional y humanamente superlativo y trabaja 24 horas cada día del evento. Sobre el tema del calor, por supuesto que afectó y mucho. No alcanzaba el agua y las bebidas para reponer líquidos, pero los deportistas estaban muy bien preparados, había tiempo de descanso y excelentes lugares para hacerlo permanentemente. Sin embargo muchos deportistas y público, no solo de Argentina, padecieron los casi 37 grados de calor en horas pico. Los servicios médicos en general tuvieron, en este sentido, mucho trabajo, no escuché de ningún caso grave, pero no acuerdo con los horarios del mediodía para jugar.

– Siempre fuiste un dirigente activo, presidiste Barkojba durante mucho tiempo e integraste y trabajaste en distintas organizaciones. ¿Pensás volver a serlo, estás con ganas de retomar? ¿Te vas a presentar en las próximas elecciones?

Creo que quien se dice dirigente, lo es toda su vida, ejemplos sobran. Jorge Slafer es un gran ejemplo de ello, fue presidente de Cissab, de Faccma y sigue acompañando, dando consejos y aportando experiencia. Sigo en actividad. En Faccma ocupo la Secretaría de Asuntos Médicos y la Secretaría de Interior, que es la que trabaja en la relación entre las comunidades judías del interior con las de capital y GBA. No creo que deje la dirigencia. Es apasionante. Te hace sentir útil a la comunidad. Te enriquece de experiencias permanentemente.  Este año hay cambio de autoridades en la federación. Estoy a disposición de quien tome la presidencia para seguir trabajando y seguir siendo parte de un proyecto que tiene como paradigma “La continuidad judía a través del deporte, nuestro mayor orgullo”.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here