Argentina se abstuvo en la votación donde la ONU aprobó la resolución que niega a Jerusalén como capital de Israel

La Asamblea General de la ONU aprobó este jueves por 128 votos a favor la resolución “Estatus de Jerusalén” promovida por Egipto y vetada por EE.UU. que anula el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Donald Trump.

Además de EE.UU. e Israel, Guatemala, Togo, Nauru, Micronesia, Palau, Islas Marshall y Hondurasdecidieron posicionarse en contra. Y en cuanto a Australia, Argentina, Hungría, República Checa, Kenia, Ruanda y México, países que Netanyahu ha visitado en los últimos dos años, fueron algunos de los 35 países que se abstuvieron de votar.

El representante de México ante la ONU, Juan José Gómez Camacho señaló que tanto el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, decisión “unilateral” tomada por Trump, y la reunión de emergencia sostenida para votar en contra anular esto, ha alejado aún más la brecha para poder alcanzar la paz y por eso decidió abstenerse de votar.

Nikki Haley, la embajadora de EE.UU., se lamentó de la actitud hostil de la ONU en contra de Israel y de manera directa dijo que su país moverá su embajada hacia Jerusalén ya que esto es algo que el pueblo norteamericano desea y es lo justo por hacerse sin que ninguna resolución o voto pueda evitarlo.

“A menudo me he preguntado por qué, ante tanta hostilidad, Israel ha elegido permanecer como miembro de este cuerpo. Luego recuerdo que Israel ha elegido permanecer en esta institución porque es importante defenderse. Israel debe defender su propia supervivencia como nación; pero también defiende los ideales de libertad y dignidad humana que se supone que son los de la ONU” señaló Haley.

La embajadora señaló las contribuciones en materia económica de EE.UU. hacia la ONU y dijo que siempre esperan que estas aportaciones se reflejen en resultados positivos para ellos, no en cuestiones negativos como esta resolución promovida por Egipto. Haley lanzó ante esto una sutil amenaza.

“Tenemos la obligación de exigir más por nuestra inversión. Y si nuestra inversión falla, tenemos la obligación de gastar nuestros recursos de maneras más productivas. Esos son los pensamientos que vienen a la mente cuando consideramos la resolución que tenemos ante nosotros hoy”.

Haley terminó por aseverar que esta resolución ha cambiado la perspectiva a futuro de EE.UU. hacia la ONU debido a lo hostil e irrespetuoso que se han vuelto en contra de su país por las decisiones tomadas de manera soberana.

Danny Danon, embajador de Israel ante la ONU, expresó sentir una gran pena porque esta reunión de carácter extraordinario se llevara a cabo en contra de Israel. Remarcó el nexo existente entre el pueblo judío y Jerusalén al que calificó como un “lazo inquebrantable”, y habló de lo que considera el otro “lazo inquebrantable”: el de la hipocresía existente entre la ONU y los palestinos debido a las negativas de estos últimos para alentar los esfuerzos para alcanzar la paz.

“Hace 42 años, este organismo adoptó otra resolución vergonzosa que equiparaba el sionismo con el racismo. Tomó 16 largos años para que esa odiosa resolución fuera revocada. No tengo dudas de que la resolución de hoy también terminará finalmente en el basurero de la historia” señaló Danon.

 

Vía Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here